Amarga Navidad en la Casa Blanca

Todo está preparado en la Casa Blanca para celebrar la Navidad. Y este año, la decoración navideña de la residencia presidencial no ha despertado la polémica (ni las comparaciones odiosas) de años anteriores. Clásica, elegante y sin estridencias, Melania Trump ha conseguido que todo el mundo alabe la sofisticación de sus árboles de Navidad. Pero ni si quiera eso le ha librado de las críticas. En el vídeo que publicó la Casa Blanca, la primera dama, con un abrigo blanco sobre los hombros, se pasea entre decenas de árboles, observando los detalles y haciendo pequeños retoques de última hora. Sin embargo, diarios tan prestigiosos como el Washington Post han criticado duramente su actitud en las imágenes. Pero también su abrigo. “Más que una absurda elección de vestuario, el abrigo es una distracción. Una afectación incómoda llevada a un extremo ridículo. En un vídeo destinado a celebrar el calor y el espíritu acogedor de la temporada navideña, ese detalle exuda frialdad y un distante desdén”, escribe la crítica de moda del diario Robin Givhan.

Y entre tanto trabajo (Trump y su equipo llevan desde julio preparando la decoración navideña de la residencia) y tantas críticas, una gran paradoja. Porque pese a los 29 árboles de Navidad y los más de 14.000 adornos que los decoran, los Trump no pasarán la Navidad en Washington sino en Florida. Como cada año, la familia al completo se reunirá en Mar-a-Lago, el resort de lujo del presidente en Palm Beach. Allí pasarán tanto la Navidad como el Año Nuevo, que previsiblemente celebrarán con grandes banquetes y rodeados de los adinerados socios del club privado, como otros años. Eso sí, será una celebración amarga para el presidente y su familia. Fundamentalmente, porque Trump ya ha sido formalmente acusado de abuso de poder y obstrucción por los demócratas en el Congreso. Y aunque no es probable que el proceso de destitución culmine con su salida de la Casa Blanca, el proceso de impeachment contra él sigue adelante.

Fuente: Leer Artículo Completo