De ‘hija de…’ a mujer de negocios: así es la vida de Laura Matamoros lejos de le televisión

Llevar el apellido Matamoros en este país, es una marca que te garantiza, cuando menos, tener una puerta abierta en televisión. Kiko y Coto abrieron el camino, y la mayor parte de los hijos del primero, aprovecharon ese filón que podía ofrecerles ponerse delante de las cámaras. Entre ellos, Laura. Sin embargo, desde hace aproximadamente un año, no hay rastro de ella en los platós.

Si bien es cierto que había realizado varias incursiones, para hablar de los problemas de ida y vuelta de Kiko con ella y sus hermanos, no fue hasta 2016 cuando consiguió hacerse con un hueco en el corazón de la audiencia de Mediaset. Ese año entró en la casa de Guadalix de la Sierra, en ‘GH VIP’, y salió con el maletín de ganadora y un buen puñado de ofertas sobre la mesa para continuar con su carrera televisiva.

Las aprovechó. Así la vimos ofreciendo entrevistas en ‘Sálvame’ y en el ‘Deluxe’, y embarcarse en la aventura de ‘Supervivientes’. También ser asesora del amor en ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’. Justo ahí fue donde la vimos por última vez, en 2019. Abandonado ese trabajo, prefirió centrarse en otras tareas y darle un giro a su vida. Pivotando sobre su faceta como ‘influencer’, pero expandiendo sus negocios.

Porque el tirón que tiene todo lo que cuelga en Instagram le ha permitido que las marcas, además de recurrir a ella para hacerse la foto de rigor y lanzarla al mundo del ‘like’, cuenten con sus servicios como embajadora para que recorra mundo representándoles. Y lo mismo se presta a colaborar con marcas de lujo que con otras para un público de un poder adquisitivo menos. Cuestión de adecuarse y de ampliar el ‘target’ al que se dirige desde ese púlpito en el que cuenta con casi un millón de ‘followers’.

View this post on Instagram

🦕

A post shared by Laura Matamoros (@_lmflores) on

Ahora que no tiene compromisos en televisión y que se ha reconciliado con el padre de su hijo, Benji Aparicio, está decidida a dar un paso más en su currículum y zambullirse en el mundo de los negocios. Benji es dueño de Noname Bar y, ahora, van a expandirse abriendo un segundo local en Aravaca del que ella será socia. Una inversión de parte de esos ahorros que ha cosechado durante estos cinco años como personaje público y con los que pretende abrir una nueva vía laboral.

Laura ha cambiado mucho desde que la conociéramos. No solo por ese giro que está dando a su carrera, sino también porque, ahora, es una mujer mucho más sosegada y cauta a la hora de hablar de esos problemas con su padre que, en estos momentos, no tiene en mente.

Fuente: Leer Artículo Completo