El aislamiento de Ana Obregón para hacer frente a las Campanadas más duras de su vida

Ana Obregón está en la cuenta atrás. Estamos empezando esa semana en la que la actriz se pondrá, por primera vez desde que el 13 de mayo falleciera su hijo, delante de una cámara. Lo hará para despedirse del año más doloroso de su vida arropada por la audiencia. Lo hace para agradecer todo el amor con el que, miles de anónimos, han inundado su corazón en medio de los momentos de tinieblas.

Pero, ¿cómo afronta Ana estos días previos a la cita que llevamos esperando más de un mes? Aislada. Meditando. Reflexionando y haciéndose a la idea de que la vida sigue y que por él, por su Aless, tiene que hacer el esfuerzo de mirar al frente y regresar delante de ese público que jamás la soltará de la mano.

“Aquí estoy, en este atardecer navideño donde el cielo se tiñó de rojo como mi alma. Aislada y meditando para transformar el dolor en amor y de esa forma poder estar con todos vosotros dentro de 4 días en la Puerta del Sol. Juntos despediremos este maldito año con ESPERANZA”, comienza escribiendo Ana al lado de una imagen en la que aparece mirando a un horizonte que ya casi pude rozar con las yemas de los dedos.

“No estoy sola. Me acompaña el mejor maestro: el silencio. Y. sobre todo. mi hijo. que me ilumina cada segundo con hilos de plata que me manda desde donde esta”, remata Obregón, que sabe que él estará a su lado en cada uno de esos minuto que compartirá con Anne Igartiburu este 31 de diciembre.

https://www.instagram.com/p/CJT1eFgj7-B/

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial)

Además, Ana mostraba en sus ‘stories’ estos días una imagen de ese guion que desde TVE, su casa televisiva, ya ultiman para que todo salga a pedir de boca este jueves a medianoche. Unas páginas que ya estudia para, con la profesionalidad que ha demostrado durante décadas, vuelva a brillar en el kilómetro cero de España este 31 de diciembre.


Fuente: Leer Artículo Completo