El giro radical que podría dar Alexia Rivas en su carrera profesional tras el escándalo del Merlos Place

Ha pasado un mes desde que Alexia Rivas tomara la drástica decisión de apartarse, de manera temporal, de ‘Socialité’. Un mes en elque las informaciones de su relación con Alfonso Merlos, sacado a la luz por culpa de un despiste, se han ido calmando. Pero en los que también ha visto cómo el foco de atención se desviaba a otras partes.

Por un lado, a ese viaje a Ponferrada en medio del estado de alarma que ha tenido que justificar, BOE en mano, ante sus ‘followers’ y explicando que era un asunto médico lo que provocó que se desplazara. Por otro, la aparición de su perfil en la web de una agencia de modelos, que ha traído mucha cola (incluso un ‘recadito’ por parte de Marta López, ex de su pareja).

Ahora, de lo que se habla es de su vuelta a sus aulas. Alexia ha publicado una carta abierta en sus redes sociales con la que explica su decisión de retomar la carrera de Derecho el próximo septiembre. “Me gustaría informarte de la realidad, eso sí, con más educación de la que usted ha demostrado haber recibido. Usted, que se permite la licencia de llamarme ‘puta buscona’ (viva el feminismo), debe saber que terminé Bachillerato en el Virgen de la Encina de Ponferrada con una nota de 9,4 sobre 10. Comencé Derecho (carrera que voy a continuar en septiembre), pero me cambié a cursar Periodismo porque era mi sueño”, comienza, dirigiéndose a uno de esos ‘haters’ en concreto.

“Yo, soy redactora en Mediaset España. Ni colaboradora, ni personaje público. He cobrado 0 euros y un disgusto muy grande con todo este asunto, que, para nuestra desgracia, ha copado la actualidad de la crónica rosa durante un mes”, continúa ese alegato en el que, además, defiende a Alfonso tras haber recibido el calificativo de “puto friky que sale en televisión”, señalando los estudios que campean en su currículum.

Usted no sabe lo que sucede de puertas para dentro de mi vida. Usted, es el reflejo de España. Hablar sin saber, envidiar, mirar la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio, y permitirse la licencia de vejar e insultar, e incluso llamar friki, a una persona que tiene más estudios que muchos de los que gobiernan este país”, termina muy enfadada Alexia, a la que se le ha acabado la paciencia y va a decir las cosas de manera clara a partir de ahora para que se le entienda.

Fuente: Leer Artículo Completo