El mensaje más positivo de María Pombo tras desvelar que padece esclerosis múltiple

Si hay alguien que haya vivido como subida en una montaña rusa en todas estas semanas, esa es María Pombo. La ‘influencer’ revelaba a finales de mayo que había notado un hormigueo en las extremidades por las que se había realizado unas pruebas. Y que, aunque en un principio parecía mielitis, no se podía descartar la esclerosis múltiple, la misma enfermedad que padece su madre desde hace 20 años.

Mientras esperaba los resultados definitivos, nos enterábamos de que será mamá a final de año. La noticia de su embarazo llenaba los titulares de los medios de la crónica social y ella misma tomaba la determinación de, minutos después, confirmarlo en las redes sociales. Aunque le hubiese gustado esperar un poco más para anunciarlo, se mostraba feliz.

Y en medio de la burbuja de esa buena nueva, María aparecía de nuevo en sus ‘stories’ para contar a sus ‘followers’ que ya tenía los resultados médicos y que, por desgracia, sí padecía esclerosis. Eso sí, se mostraba tranquila y confiada en que la medicina y los profesionales del sector hagan su trabajo.

Ayer, salía a celebrar su aniversario de boda con Pablo Castellano y ofrecía sus primeras declaraciones a la prensa desde ese anuncio de la enfermedad (¿qué es y cuáles son las claves para entenderla?). El mensaje que transmitía, seguía siendo de entereza, tranquilidad e impregnado de una fuerte carga positiva. “Muy bien, muy contenta. Voy a celebrar mi aniversario de boda, a celebrar todo lo bueno que tenemos y nada más”, contestaba a a obvia pregunta de cómo estaba.

María, que aseguraba que las náuseas del embarazo le habían dado una tregua, aprovechaba para aclarar: “Que la gente no se confunda, que no tengo ELA, tengo esclerosis múltiple, que no tiene nada que ver”. Y añadía sobre la dolencia que acaban de diagnosticarle: “Yo estoy muy positiva, estoy muy tranquila, con lo cual a la gente que le diagnostiquen lo mismo pues que estén tranquilos que lo que hay ahora no tiene nada que ver con lo que era antes, así que tranquilidad”.

Y, por supuesto, hablaba del gran apoyo que va a ser para ella alguien que conoce muy bien la enfermedad: “Mi madre ya sabéis que al final tiene esclerosis y bueno, es un gran apoyo y bueno, también lo que dije, que no tiene nada que ver lo que es la enfermedad ahora con lo que fue hace 20 años, con lo cual todo es bastante positivo”.

Fuente: Leer Artículo Completo