Jamie Wood, hijastro de un ‘Rolling’: una vida marcada por las drogas

A simple vista puede parecer que vivir con una estrella del rock tiene más luces que sombras, por eso de que el brillo de la fama deslumbra, pero una entrevista realizada a Jamie Wood, hijastro mayor de Ronnie Wood, mítico guitarrista de los Rolling Stones, ha destapado la dura y nada convencional infancia que vivió junto al músico.

La complicada y duradera relación de Wood con las drogas —y las salvajes fiestas— es de sobra conocida, lo que hizo que crecer conviviendo con el guitarrista llevase implícito el hecho de vivir rodeado de drogas. “Las drogas eran normales en mi familia. Fue parte de mi educación. Nadie dejaba que sus hijos vinieran a mi casa después de la escuela”, confesaba Jamie en el ‘Daily Mail’.

Cocaína a los 14 años

Su primer contacto con las drogas fue a los 10 años, cuando cogía “los porros que me encontraba, me los fumaba y los escondía detrás de los micrófonos”. “A mamá —Jo Wood, segunda mujer de Roonie— y papá les gustaba mucho la fiesta, siempre podías sentir el olor de la marihuana en la casa”, ha relatado.

A los 14 años pasó a consumir heroína y cocaína, algo ante lo que sus padres no intentaron disuadirle: “Ellos siempre supieron que tomaba drogas, pero también que iba a tomar mis propias decisiones. Él me dijo: ‘Haz lo que tengas que hacer y pásatelo bien haciéndolo, pero no dejes que las drogas controlen tu vida”.

Ese cóctel peligroso, pues a pesar de dejar la heroína y la cocaína a los 20 años siguió fumando marihuana y tabaco, le causó en el 2017 un ataque al corazón y ahora, a los 45 años, mira atrás sabiendo que el hecho de ser hijo de Ronnie Wood le pasó factura: “Crecí en ese ambiente, yo pensaba que lo natural era tomar drogas”.

Su testimonio retrata las dolorosas consecuencias de vivir con un rockero de espíritu atormentado. Por suerte, sus hermanastras, las gemelas Gracie Jane y Alice Rose, de 4 años, no crecerán recordando una infancia similar. El guitarrista hace tiempo que dejó a un lado la mala vida para llevar una más familiar y tranquila junto a Sally Wood.

Fuente: Leer Artículo Completo