Julie Gayet, la nominada

Ocurrió hace un año, pero no ha trascendido hasta ahora. Según desvelaba hace unos días la revista ‘Paris Match’, en enero de 2019 Brigitte Macron convocó una reunión de primeras damas en el Palacio del Elíseo.

Al encuentro, asistieron Carla Bruni y Valérie Trierweiler, pareja de François Hollande hasta 2014, cuando la infidelidad de este con la actriz Julie Gayet provocó un terremoto político en Francia y terminó con Trierweiler ingresada en un hospital después de sufrir un ataque de nervios. Teniendo en cuenta aquel culebrón, Macron decidió dejar fuera de aquella cita a Gayet, que aunque vivió en el Elíseo hasta que Hollande dejó de ser presidente de Francia en 2017 nunca llegó a ejercer como primera dama.

Pero pese a que su exclusión podría parecer razonable y justificada, Gayet no lo consideró así. De hecho, según la publicación, la actriz le envió un mensaje “fuera de sí” a la actual primera dama exigiendo una explicación. Desde entonces, la relación entre ellas no ha mejorado. Más bien al contrario.

Según Paris Match, Gayet no asistió al funeral por Jacques Chirac en septiembre porque “no puede soportar ver a los Macron”. En privado, la actriz se refiere al actual presidente como “el traidor”. “No puede soportar el hecho de que los Macron hayan cambiado de chaqueta y estén cortando la financiación pública de las políticas que puso en marcha Hollande o el hecho de que cada vez estén más próximos al matrimonio Sarkozy“, le explicaba una fuente próxima a la actriz al semanario.

No hay que olvidar que Macron fue ministro de Economía en el gabinete de Hollande y que su decisión de renunciar al cargo para aspirar a la presidencia fue interpretada como una traición por parte de su antiguo jefe. Para añadir más leña al fuego, dos periodistas de ‘Le Monde’ contaban hace unos días que habría sido el propio Sarkozy quien filtró a la prensa la infidelidad de Hollande con Gayet cuando el político aún mantenía una relación con Trierweiler.

Fuente: Leer Artículo Completo