Kiko Matamoros tendrá que volver a pasar por el quirófano tras volver de sus idílicas vacaciones

  • Kiko Matamoros ha vuelto a Madrid tras sus idílicas vacaciones en México.
  • El colaborador ha confirmado que tendrá que volver a pasar por el quirófano.

    Tras pasar unas idílicas vacaciones en Tulum, México, con su pareja Marta López, que ha sido el mayor apoyo en estos duros momentos que ha pasado el colaborador de televisión, Kiko Matamoros ha reaparecido en ‘Sálvame’, su programa, para explicar cómo se encuentra en la actualidad. Con 14 kilos menos, el televisivo ha confirmado que tendrá que pasar por el quirófano muy pronto. Eso sí, esta vez es una operación menor. A pesar de este pequeño bache, Kiko se ha mostrado tranquilo y con muchas ganas de volver a su puesto de colaborador.

    Nada más empezar el directo, el padre de Laura Matamoros confirmó que volvería a pasar por el quirófano muy pronto. “Me vuelven a intervenir el jueves si los resultados de la analítica y el preoperatorio es correcto y estoy en condiciones de entrar otra vez a quirófano para dentro. Es un tema menor y creo que el viernes estaré ya en la calle. A partir de ahora espero que se acabe este calvario porque lo he pasado regular”, afirmó.

    “Hay una fuga de bilis y hay que instalar un catérer interno, además del que tengo colocado. Es bastante desagradable. Ese me lo quitaran en una semana y me quedaré con el interno unos meses”, recalcó.

    View this post on Instagram

    Mi "nueva realidad" 😂😂

    A post shared by Kiko Matamoros – OFICIAL (@kiko_matamoros) on

    Mi “nueva realidad” 😂😂

    A post shared byKiko Matamoros – OFICIAL (@kiko_matamoros) on

    Además, añadió: “Preocupado no, estoy cansado. Tener una infección después de una intervención es algo que puede pasar. Los médicos se asustaron de cómo tenía el hígado. La infección me castigo, pero lo he resuelto”.

    Respecto a sus ganas de trabajar, el colaborador fue muy tajante. “Te echo mucho de menos, pero ha habido cosas que no me han gustado. Tengo ganas de estar activo, pero me han dolido mucha cosas. Ojalá el viernes cuando salga de aquí pueda volver ya a trabajar, quiero sentirme bien, útil y que puedo estar activo”, afirmó.

    En cuanto a su pérdida de peso, Kiko aseguró que “en 20 días me consumí, con suero antibióticos hospitalarios, la infección derivó y no podía consumir alimentos sólidos. Fue bastante difícil porque me debilité muchísimo”.



    Fuente: Leer Artículo Completo