La gran historia de amor de Paz Padilla y Antonio Juan Vidal

El fallecimiento de Antonio Juan Vidal ha sorprendido y entristecido a todo aquel que ha sabido la noticia. Un duro e injusto golpe que ha partido en dos a la presentadora Paz Padilla. Y es que, para la gaditana, el abogado ha sido y será siempre su gran amor, pues juntos han vivido una romántica historia que merece ser recordada.

Aunque la humorista siempre ha mantenido su vida privada bastante alejada de la profesional y son pocas las anécdotas que ha contado de su relación, sí se han sabido algunos datos de esa relación que culminó con una romántica boda hace cuatro años.

Juan Vidal fue el primer amor de Paz Padilla. Se conocieron en Cádiz cuando ella solo tenía 14 años y él 17 y se enamoraron. Fue poco después, coincidiendo con que la carrera profesional de la presentadora comenzó a despegar en televisión, cuando su noviazgo terminó.

Dos décadas después, en las cuales la presentadora se mudó a Madrid y se casó con Albert Ferrer -padre de su única hija, Ana Ferrer Padilla-, Juan Vidal y Paz Padilla volvieron a reencontrarse, retomando esa pasión que vivieron en la adolescencia y uniendo sus caminos para siempre en dos preciosas bodas.

La primera ocurrió en un exótico viaje que hicieron a la India unos días antes de celebrar ‘la oficial, que tuvo lugar en Zahara de los Atunes (Cádiz), rodeados de sus amigos y familiares, los mismos que ahora se encargarán de arropar a la presentadora. Fue entonces cuando Paz Padilla expresó publicamente cuánto significaba para ella ese reencuentro tan especial con su amor de la juventud: “Yo no me vuelvo a separar. Me he casado con el hombre de mi vida. Me ha costado volverlo a encontrar 20 años. Para mí lo es todo, me gusta su olor, es maravilloso todo, es un tío muy bueno, muy compresivo… Sabía que lo quería, pero no tanto”, dijo entonces.

A lo largo de estos años hemos visto algunas pinceladas de su relación a través del Instagram de la presentadora, suficientes como para saber que se tenían una gran admiración y les unía un gran amor. Un amor que se mantendrá vivo para siempre en el corazón de la gaditana. ¡Mucho ánimo, Paz!

Fuente: Leer Artículo Completo