La madre de Ari Behn rompe su silencio y habla del suicidio de su hijo

Las pasadas Navidades, se nos helaba el corazón ante la noticia del hallazgo del cuerpo sin vida de Ari Behn, quien fuera marido de Marta Luisa de Noruega y padre de sus tres hijas. De hecho, el rey Harald, en su discurso de Fin de Año, tuvo un cariño recuerdo para su exyerno, y se llegó a comentar que este y su mujer le habían ofrecido pasar las fiestas con ellos en palacio, para mitigar su soledad. Declinó la invitación y terminó por suicidarse.

Ahora, siete meses después de la tragedia, es la madre del propio Ari quien ha roto su silencio y ha contextualizado la situación en la que se dio la muerte de su hijo. Cómo se encontraba en unos meses previos en los que su familia se preocupó por él, llegando a preguntarse si la idea de quitarse la vida rondaba por su cabeza obteniendo la respuesta de él de que no tenía valor para hacerlo.

Ha sido en el diario noruego ‘Dagbladet Magasinet’ donde Marianne Solberg Behn ha hablado por primera vez de la pérdida de su hijo y de las circunstancias en las que se produjo la tragedia. “Fue un par de veces durante el otoño pasado cuando estábamos un poco más preocupados. Le pregunté directamente si había peligro de que estuviera pensando en ese sentido. ‘No, mamá, no tengo el coraje de hacer eso’. Él siempre decía que no”, explica antes de hacer hincapié en que “tenía mucho dolor”.

Tienes que aceptar y respetar la elección que hizo”

La muerte misma es difícil, el suicidio es aún más difícil. Trae conmoción y desesperación, pero luego tienes que aceptar y respetar la elección que hizo”, reflexiona con resignación, consciente de los pensamientos que azotaban la cabeza de Ari, que tuvo unos años más que complicados por diferentes problemas.

Fue el marido de esta, el padre de Behn, quien se lo encontró sin vida. Él mismo lo relató a la prensa de su país el pasado mes de enero, recalcando que tenía la sensación de que no estaba del todo solo cuando ejecutó su muerte. Que tenía una especie de rictus de calma como si hubiese estado acompañado por alguien o por algo en el momento de terminar con sus demonios.

Fuente: Leer Artículo Completo