Mónica Carrillo confiesa su lucha contra el cáncer de piel

  • La presentadora ha desvelado el motivo por el que no ha acompañado a Matías Prat estos tres meses.
  • Mónica Carrillo narra su batalla contra el cáncer para intentar ayudar a personas que se encuentren en su situación.

    Tras las vacaciones, son muchos los presentadores que se han incorporado a su puesto habitual de trabajo. Una de ellas ha sido Mónica Carrillo ha vuelto a tomar las riendas de los informativos de los fines de semana junto a Marías Prat. Sin embargo, su ausencia no se ha debido solo a su descanso estival, la periodista llevaba ausente casi tres meses y ha sido por una razón de peso. La presentadora ha querido contar en primera persona el motivo que le ha obligado a retirarse todo este tiempo. Mónica Carrillo ha estado estado luchando contra un cáncer de piel desde el pasado mes de junio.

    Tras la reincorporación a su trabajo, Mónica se ha armado de valor para narrar su experiencia contra este enfermedad con la que lleva luchando desde que se la detectaron hace tres meses. Durante el confinamiento, Mónica comenzó a preocuparse por una herida que le había salido en la nariz y que no terminaba de cicatrizar. Con el fin del estado de alarma su primera salida fue al dermatólogo y descubrió, gracias a su médico, que la herida que tenía era un cáncer de piel.



    La presentadora comenzaba narrando su historia en redes sociales pidiendo un minuto a sus seguidores.Mónica revela que este verano ha sido más atípico, si cabe, para ella ya que ha estado luchando contra este cáncer. Y confiesa que aunque no es muy asidua a dar detalles de su intimidad cree que en este caso su testimonio puede ayudar a dar visibilidad a esta enfermedad. Sin filtros la presentadora muestra la evolución de esta cicatriz que le ha dado una importante lección de vida.Y sabiendo que ese zarpazo que ahora le acompañará ya de por vida.

    Si tienen un minuto les voy a contar una breve historia. 👇🏼
    A principios de junio mi primera salida tras el confinamiento fue la visita al dermatólogo. El motivo: una pequeña herida que no terminaba de cicatrizar me acompañaba desde hacía un par de meses.
    Finalmente, el cirujano me confirmó que se trataba de un carcinoma basocelular, un tipo de cancer de piel localizado en la nariz. Aquel mismo día el doctor lo extirpó y comencé un lento periodo de recuperación hasta mi reincorporación al trabajo el día de hoy.

    Este verano atípico para todos lo ha sido también en este sentido para mí. Protección solar, apósitos, gorras y grandes dosis de paciencia y confianza en los médicos.
    En estas situaciones nos ponemos a prueba nosotros mismos y también las personas que nos rodean. Yo tengo la suerte de estar maravillosamente rodeada en lo personal y lo profesional, así que este apoyo ha sido total y fundamental para mí.
    Quienes me conocen saben que no soy dada a contar detalles de mi intimidad pero en esta ocasión creo que las redes pueden servir para dar visibilidad a cuestiones como ésta.
    La vida, como nosotros, está llena de imperfecciones que hacen que este juego sea apasionante.
    Aquí tenéis unas fotos de cómo ha sido mi evolución los últimos tres meses, sin filtros ni retoques.
    En ocasiones la vida nos da zarpazos. Creo firmemente que somos todo lo que nos ha hecho llegar hasta aquí. A partir de ahora, a mí me acompañará este arañazo en el rostro. Ya nos estamos acostumbrando y creo que incluso nos caemos bien. 👩🏼‍🎤
    Me aplico la filosofía japonesa del kintsugi: el arte de reparar las fracturas de la cerámica con resina de oro para evidenciar que los defectos forman parte de nosotros y, en ocasiones, son las más grandes virtudes.
    Gracias por llegar leyendo hasta aquí, perdón por la chapa y por la ausencia este tiempo en la pantalla.
    Cuídense, vayan a revisión y protéjanse del sol.
    Salud. 🥰

    This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    View this post on Instagram

    Si tienen un minuto les voy a contar una breve historia. 👇🏼 A principios de junio mi primera salida tras el confinamiento fue la visita al dermatólogo. El motivo: una pequeña herida que no terminaba de cicatrizar me acompañaba desde hacía un par de meses. Finalmente, el cirujano me confirmó que se trataba de un carcinoma basocelular, un tipo de cancer de piel localizado en la nariz. Aquel mismo día el doctor lo extirpó y comencé un lento periodo de recuperación hasta mi reincorporación al trabajo el día de hoy. Este verano atípico para todos lo ha sido también en este sentido para mí. Protección solar, apósitos, gorras y grandes dosis de paciencia y confianza en los médicos. En estas situaciones nos ponemos a prueba nosotros mismos y también las personas que nos rodean. Yo tengo la suerte de estar maravillosamente rodeada en lo personal y lo profesional, así que este apoyo ha sido total y fundamental para mí. Quienes me conocen saben que no soy dada a contar detalles de mi intimidad pero en esta ocasión creo que las redes pueden servir para dar visibilidad a cuestiones como ésta. La vida, como nosotros, está llena de imperfecciones que hacen que este juego sea apasionante. Aquí tenéis unas fotos de cómo ha sido mi evolución los últimos tres meses, sin filtros ni retoques. En ocasiones la vida nos da zarpazos. Creo firmemente que somos todo lo que nos ha hecho llegar hasta aquí. A partir de ahora, a mí me acompañará este arañazo en el rostro. Ya nos estamos acostumbrando y creo que incluso nos caemos bien. 👩🏼‍🎤 Me aplico la filosofía japonesa del kintsugi: el arte de reparar las fracturas de la cerámica con resina de oro para evidenciar que los defectos forman parte de nosotros y, en ocasiones, son las más grandes virtudes. Gracias por llegar leyendo hasta aquí, perdón por la chapa y por la ausencia este tiempo en la pantalla. Cuídense, vayan a revisión y protéjanse del sol. Salud. 🥰

    A post shared by Mónica Carrillo (@monica_carrillo__) on

    Si tienen un minuto les voy a contar una breve historia. 👇🏼 A principios de junio mi primera salida tras el confinamiento fue la visita al dermatólogo. El motivo: una pequeña herida que no terminaba de cicatrizar me acompañaba desde hacía un par de meses.Finalmente, el cirujano me confirmó que se trataba de un carcinoma basocelular, un tipo de cancer de piel localizado en la nariz. Aquel mismo día el doctor lo extirpó y comencé un lento periodo de recuperación hasta mi reincorporación al trabajo el día de hoy. Este verano atípico para todos lo ha sido también en este sentido para mí. Protección solar, apósitos, gorras y grandes dosis de paciencia y confianza en los médicos.En estas situaciones nos ponemos a prueba nosotros mismos y también las personas que nos rodean. Yo tengo la suerte de estar maravillosamente rodeada en lo personal y lo profesional, así que este apoyo ha sido total y fundamental para mí. Quienes me conocen saben que no soy dada a contar detalles de mi intimidad pero en esta ocasión creo que las redes pueden servir para dar visibilidad a cuestiones como ésta.La vida, como nosotros, está llena de imperfecciones que hacen que este juego sea apasionante. Aquí tenéis unas fotos de cómo ha sido mi evolución los últimos tres meses, sin filtros ni retoques.En ocasiones la vida nos da zarpazos. Creo firmemente que somos todo lo que nos ha hecho llegar hasta aquí. A partir de ahora, a mí me acompañará este arañazo en el rostro. Ya nos estamos acostumbrando y creo que incluso nos caemos bien. 👩🏼‍🎤Me aplico la filosofía japonesa del kintsugi: el arte de reparar las fracturas de la cerámica con resina de oro para evidenciar que los defectos forman parte de nosotros y, en ocasiones, son las más grandes virtudes. Gracias por llegar leyendo hasta aquí, perdón por la chapa y por la ausencia este tiempo en la pantalla.Cuídense, vayan a revisión y protéjanse del sol.Salud. 🥰

    A post shared byMónica Carrillo (@monica_carrillo__) on

    Las mejores ofertas de septiembre

    Remington

    91,99 €29,99 €

    COMPRAR

    Taurus

    44,99 €34,90 €

    COMPRAR

    Niceao

    9 €

    COMPRAR

    Crock-Pot

    119,90 €74,25 €

    COMPRAR

    Women’Secret

    32,99 €15,99 €

    COMPRAR

    Fórmula Joven

    25,99 €10,39 €

    COMPRAR

    Lloyd’s

    129 € 37,90 €

    COMPRAR

    Easy Wear

    29,99 €11,99 €

    COMPRAR

    Fuente: Leer Artículo Completo