Pamela Anderson se separa… ¡12 días después de casarse!

Hay gente que no está hecha para vivir casada. ¿Y si Pamela Anderson fuese de ese tipo de gente? Empezamos a sospecharlo. La actriz, a la que siempre recordaremos enfundada en ese bañador rojo de ‘Los vigilantes de la playa’, se ha separado de Jon Peters. Como lo leen. Casi sin tiempo a asimilar que estaban viviendo en matrimonio, lo han roto.

Incluso, puede que alguno esté enterándose mediante la noticia del punto y final de que, hace tan solo 12 días, la pareja se deba el ‘sí, quiero’ un puñado de meses después de retomar la relación, porque hace casi cuatro décadas, ya mantuvieron un idilio- De hecho, él recordaba que, por entonces, le dijo muy convencido que acabaría siendo su mujer. Lo que no sabía era que sería por tan poco tiempo…

Decimos que quizás Pamela no esté hecha para la vida en pareja. Tampoco él. Para ambos, esa celebración íntima para darse el ‘sí, quiero’ era su quinta boda. Así que, no parece que debieran tomar ese mismo camino por sexta vez… salvo que tengan un bono judicial para divorcios.

Vamos a tomar un tiempo para reconsiderar lo que queremos de la vida”

No estamos haciendo conjeturas. Ha sido ella misma quien ha dado por finalizado el matrimonio con un comunicado que ha remitido a ‘The Hollywood Reporter’ para su difusión. “Agradeceríamos mucho vuestro apoyo ahora que nos vamos a tomar un tiempo para reconsiderar lo que queremos de la vida y el uno del otro”. comienza Pamela.

“La vida es un viaje y el amor es un proceso. Con esa verdad universal en mente, hemos decidido de mutuo acuerdo posponer la formalización de nuestro certificado de matrimonio y poner nuestra fé en este proceso. Gracias por respetar nuestra privacidad”, terminan esas escuetas líneas.

Lo cierto es que, después de vivir una relación que terminó de manera tomentosa (incluso con cruce de reproches públicos y acusaciones de comportamientos poco apropiados y violentos) con el futbolista Adil Ramil, puede que Anderson no estuviese preparada para emprender empresas mayores en el terreno sentimental.

Fuente: Leer Artículo Completo