Paula Echevarría sorprende a sus seguidores con una foto de cuando tenía 15 años

Paula Echevarría está viviendo uno de los momentos más dulces de su vida, y es que a la joven todo la está saliendo a pedir de boca, tanto en lo personal como en lo profesional. Pero hoy, ha querido sorprender a todos sus seguidores con esta increíble foto de su adolescencia.

View this post on Instagram

Esta foto además de demostrar que acepto el #retoinstyle15 que me propuso @baptistelauron demuestra varias cosas.. que los 15 años de antes no eran los 15 años de ahora (véase mi habitación plagada de peluches y muñequitos varios).. que en todas las casas había una #Wendolin (muñeca que todos los padres habían regalado a nuestras madres cuando estaban en la mili).. que yo tenía unas cejas anchas y pobladas que en algún momento de mi vida decidí cargarme y que ahora daría algo por tenerlas (aviso a jovenzuelas que estén pensando en cargarselas).. y que esos vaqueros (Chipie con los bolsillos traseros llenos de pegatinas) que llevaba puestos aún eran nuevos, aún no sabía que se convertirían en #LosVaquerosDeMiVida y que nunca volvería a encontrar otros iguales, su vida terminó unos 3 años después porque ya no había ni por donde coserlos! Este es un mini mini mini resumen de mis 15… #InStyleCumple15 #Felicidades Aaaahhh… edito porque se me ha pasado una apreciación importante… veis el conejito rosa que tengo detrás?… me lo trajo el ratoncito Pérez cuando tenía 10 años más o menos… y el stories que voy a colgar ahora demuestra que antes las cosas se tiraban menos y se cuidaban más, se les daba más valor, quizás porque no teníamos tanto… 🐰❤

A post shared by Paula Echevarria (@pau_eche) on

«Esta foto además de demostrar que acepto el #retoinstyle15 que me demuestra varias cosas…que los 15 años de antes no eran los 15 años de ahora (véase mi habitación plagada de peluches y muñequitos varios)», comenzaba a escribir Paula en su última publicación.

«Que yo tenía unas cejas anchas y pobladas que en algún momento de mi vida decidí cargarme y que ahora daría algo por tenerlas (aviso a jovenzuelas que estén pensando en cargarselas)», podía seguir leyéndose en la publicación.

«Los vaqueros que llevaba puesto aún eran nuevos, aún no sabía que se convertirían en los vaqueros de mi vida y que nunca volvería a encontrar otros iguales, su vida terminó unos 3 años después porque ya no sabía ni por donde coserlos. Este es un mini resumen de mis 15», sentenciaba Paula.

Fuente: Leer Artículo Completo