Pilar Eyre: "El día que don Juan Carlos abdicó lloré de rabia"

Sin duda no pudo encontrar mejor momento para sacar el libro ‘Yo, el rey’ que el que está viviendo en la actualidad don Juan Carlos. En medio de todos los titulares y sin saber qué va a ser de su destino en 2021, Pilar Eyre se zambulle en la vida y obra del emérito novelando los pasajes de una vida que marca los hitos de la historia de España.

Hoy Corazón Cuenta que le encargaron escribir este libro en el año 2005. ¿Cómo es que ha tardado 15 años?

Pilar Eyre Es verdad que fue Ymelda Navajo quien me habló de escribir sobre la monarquía, primero con la rivalidad que hubo entre don Juan Carlos y su primo don Alfonso de Borbón, y desde entonces he escrito cerca de diez libros relacionados con el monarca, pero el suyo en concreto sabía que tenía que madurarlo y contar con las circunstancias adecuadas porque hace unos años no se podía contar todo como hoy. No quería líneas rojas ni que se quedara en un cajón. Los abogados lo han revisado y he tenido que omitir los nombres de tres personas —que es fácil reconocerlas en el contexto— y es verdad que llamaron los abogados de Corinna avisándome de que lo iban a mirar con lupa, pero no han comentado nada.

H. C. ¿Me quiere decir que a pesar de todo lo que cuenta no ha tenido reacciones? ¿Ni de la Casa Real?

P. E. Esta vez no he mandado el libro a Casa Real donde siempre te contestan de manera protocolaria aunque me consta que don Juan Carlos sí lo tiene por amigos comunes que compartimos. Interpreto que no debe estar muy descontento porque sus amigos me siguen hablando.

H. C. ¿Cómo autora es un libro a favor o en contra del monarca? Lo digo porque esas páginas están plagadas de luces y sombras de una vida donde no ha faltado de nada: complejas relaciones familiares, violencia en los internados, amores imposibles, matrimonio roto, amantes, ambiciones…

P .E. Creo que es una visión que humaniza al protagonista y no pienso para nada que sea en contra del Rey. Evidentemente su vida está novelada, pero te diré que en el fondo todo está basado en cosas que me han contado o he documentado. Incluso lo que pasó en la noche de bodas de Juan Carlos y Sofía te diré que hay una correspondencia entre la reina Victoria Eugenia, que era muy cotilla, con una prima suya, donde cuenta cómo fue esa primera vez del matrimonio con todo lujo de detalles.

H. C. ¿Y cuál es su opinión actual sobre don Juan Carlos tras ahondar en su trayectoria?

P. E. Te diré que el día que abdicó lloré de rabia dado que no entendía por qué había ensombrecido su reinado y tirado todo por la borda. Su ambición por el dinero comenzó el día que vio cómo vivían los millonarios tras su boda griega.

H. C. No oculta en sus líneas la mala relación que hay en el matrimonio.

P. E. Eso es lo que me han transmitido los amigos de toda la vida del Rey que piensan que la Reina no responde a la imagen que se tiene de ella. Sofía nunca quiso acabar como su madre la reina Federica, a quien siempre tuvo muy presente. Siempre vivía muy obsesionada con lo que hacía don Juan Carlos y su mayor aliado fue Sabino Fernández Campo, cuya salida sintió mucho. De todas formas, era consciente de todo lo que pasaba.

H. C. ¿Cree que el Rey estuvo enamorado alguna vez?

P. E. Ha tenido tres amores importantes que son Barbara Rey, Marta Gayá y Corinna von Larsen.

La ambición de Don Juan Carlos por el dinero comenzó el día que vió cómo vivían los millonarios tras su boda griega”

H. C. ¿Cómo analiza su faceta como padre?

P. E. Llegaron al acuerdo de que de los asuntos de familia se encargaba doña Sofía mientras él se dedicaba a la Corona. Precisamente uno de los reproches que me cuentan que más le ha hecho a su mujer es que no ha sabido educarlos bien. Las hijas adoran a su padre mientras que el favorito de Sofía siempre fue Felipe.

H. C. ¿Es defensora de la monarquía?

P. E. Realmente soy estudiosa de la Monarquía porque me apasiona la historia. Pienso que la Corona nos ha sido útil en nuestra historia, como el papel de don Juan Carlos en la Transición, algo que muchos jóvenes desconocen porque no lo han vivido

Fuente: Leer Artículo Completo