Reneé Zellweger niega haber pasado nunca por el quirófano (a pesar de su cambio de cara en 2014)

¿Llevamos cinco años viviendo en una mentira con Renée Zellweger? Según su versión de los hechos, sí. Pocos son los mortales que no vieron aquellas fotos de la actriz, en 2014, en el ‘photocall’ de los premios anuales de Hollywood. Aún menos los que no advirtieron su cambio. Y casi ninguno pensó en la posibilidad de que no hubiera habido un retoque estético para rejuvenecer su cara.

Ahora, ella lo niega. Ha sido durante la promoción de ‘Judy’, la película biográfica de Judy Garland, cuando ha hablado de este tema sobre el que no se había pronunciado nada más que de manera superficial hasta el momento. Y la explicación que ha dado sobre lo que pasó aquel día, va a dejar a más de uno con la boca abierta para una semana.

Zellweger culpa a la luz, el maquillaje y el ángulo desde el que están tomadas las fotos del aspecto que lucía esa noche y que dio la vuelta al mundo. Vamos, que no había ni pizca de quirófano o retoque en una clínica médico-estética. Por el contrario, sostiene: “Yo no miro la belleza de esa manera y no pienso en mí de esa manera. Me gusta mi peculiaridad extraña, mi mezcla de cosas extravagantes”.

“Siempre hay un juicio de valor sobre nosotras a ese respecto. Es como si de alguna manera fuera eso fuera un reflejo de tu carácter, ya seas una buena persona, una persona débil o una persona auténtica. Y la implicación de que esos rumores significaban que de alguna manera necesitaba cambiar algo en mi vida porque no estaba funcionando… Eso me pone triste”, se explaya en esa entrevista que ha concedido a ‘New York Magazine’.

Reneé sentencia, de manera categórica, que nunca ha pasado por el quirófano y que no es una posibilidad que entre en sus planes. Sin duda, algo sorprendente. Nadie lo diría. Porque la metamorfosis que ha experimentado desde su mítica ‘El diario de Bridget Jones’ hablaba de un extremo absolutamente contrario…

Fuente: Leer Artículo Completo