Sara Carbonero e Iker Casillas confirman públicamente su separación a través de Instagram tras 11 años de relación

Solo han pasado unos días desde que la revista Lecturas dinamitara lo que llevaba meses sospechándose: Sara Carbonero se separa de Iker Casillas para empezar un camino en solitario pero cercano, tal y como ellos mismos han publicado en sus respectivas cuentas de Instagram. Por primera vez, los rumores desde que se mudaran de Oporto a Madrid son totalmente ciertos y los medios no han hecho nada más que apresurar esa ruptura pública que todos esperábamos.

Tras 11 años de relación y numerosas pruebas de superación, que han estado en el punto de mira en los últimos años por el cáncer de ovario que diagnosticaron a la periodista en 2019 y el posterior infarto que sufrió el futbolista, la pareja ha agotado hasta su última gota de amor hasta empezar a convivir por separado en esta nueva etapa.

El comunicado de separación de Sara Carbonero e Iker Casillas en Instagram

“Tanto Iker como yo, nos sentimos enormemente orgullosos de la familia que somos y de haber podido compartir un amor que nos ha llenado de felicidad durante todos estos años de unión”, ha escrito Sara junto a una imagen con Iker para anunciar definitivamente que ya no están juntos como pareja.

“Hoy, nuestro amor de pareja toma caminos distintos pero no lejanos puesto que continuaremos juntos en la maravillosa tarea de seguir siendo padres dedicados, como hasta ahora lo hemos hecho. Es una decisión muy meditada y que tomamos de mutuo acuerdo”.

https://www.instagram.com/p/CMVOEWerWgi/

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero)

Tal y comentan algunos medios, ella se encuentra instalada en la casa familiar situada en la urbanización La Finca de Madrid y él, en un nuevo apartamento en la zona de Pintor Rosales. Una separación premeditada por la que, aún así, nunca dejarán de tener una buena relación. “El respeto, el afecto y la amistad permanecerán siempre. Nuestra prioridad es, desde el cariño y el compromiso, compartir el bienestar y la educación de nuestros hijos y protegerlos para que crezcan en un entorno estable y saludable”.

Y han concluido: “Con estas palabras pedimos que por favor se respete nuestra intimidad en este momento de cambio. Estas serán las únicas palabras públicas que realizaremos en el presente y en el futuro. Muchas gracias por vuestra comprensión”.

Fuente: Leer Artículo Completo