Tamara Gorro se vuelca con su marido en su peor momento

  • Tamara Gorro se ha llevado un gran disgusto con su marido Ezequiel Garay.
  • El futbolista del Valencia sufre una grave lesión que le obliga a retirarse esta temporada.

    Que Tamara Gorro bebe lo vientos por su marido, Ezequiel Garay, no es nada nuevo. De hecho ella se encarga de dejarlo muy claro en su perfil de Instagram donde da muestras de lo enamorada que está del padre de sus dos hijos, Shaila y Antonio. Precisamente ha sido en esa misma red social donde la vloguera e influencer ha querido darle públicamente todo su apoyo al futbolista del Valencia que, durante su último partido, tuvo que retirarse por culpa de una grave lesión en los ligamentos de la rodilla derecha que le obliga a decir adiós a lo que queda de temporada.

    Esta foto fue tomada ayer minutos antes de abandonar el campo. En ese instante estabas haciendo eso que te caracteriza, continuar sin cesar pese a las adversidades. Lo llevas haciendo durante toda tu carrera y por eso estás donde estás y eres quien eres, un gran deportista. Toca dar al botón de pausa mi amor, el play lo pulsarás y continuarás como hasta ahora has hecho, siendo un gran ejemplo. Empezamos una nueva experiencia, si, hablo en plural porque lo vamos a pasar juntos. Somos uno y esto es de los dos. TE AMO DE MANERA INCONDICIONAL MI VIDA. @ezequielgaray24#mamamolona #G24 #fuerzamivida #👑

    A post shared byTamara Gorro (@tamara_gorro) on

    Toca dar al botón de pausa mi amor, el play lo pulsarás y continuarás como hasta ahora has hecho, siendo un gran ejemplo. Empezamos una nueva experiencia, si, hablo en plural porque lo vamos a pasar juntos. Somos uno y esto es de los dos. TE AMO DE MANERA INCONDICIONAL MI VIDA”. Con estas bonitas palabras, Tamara demuestra a su marido Ezequiel que piensa darle todo su apoyo y cariño durante todo el tiempo que dure su recuperación para poder volver al terreno de juego.


    Tamara había estado en Sevilla el pasado viernes 31 de enero en el Salón Internacional de Moda Flamenca (SIMOF) para ver el desfile del diseñador Cristo Bañez. Tras esa escapada, puso rumbo a Valencia para ver jugar a su marido, Ezequiel Garay, en el partido contra el Celta de Vigo del sábado 1 de febrero. Sin embargo, el fubtolista no pudo terminar el encuentro y salió del terreno de juego acompañado por el médico.

    Finalmente Ezequiel abandonó el estadio con muletas y no podrá volver a jugar en lo que queda de temporada. La pareja cogía un avión para regresar juntos a Madrid, donde residen. Un momento que Tamara Gorro compartía en sus stories subiendo una foto de sus manos entrelazadas junto a la ventanilla del avión con el mensaje “Empieza el camino mi amor. A por todas”.Y es que la grave lesión que sufre en la rodilla derecha requiere al menos de seis meses de recuperación, un tiempo en el que contará con el apoyo incondicional de su mujer.



    Fuente: Leer Artículo Completo