Toñi Moreno desvela cuál ha sido el peor momento de su maternidad

Toñi Moreno revela cuál ha sido su peor momento en la maternidad. La presentadora, que tuvo a su hija Lola con 46 años, charló sobre cómo es ser madre después de los 40 con su amigo Jesús Vázquez en el programa de Mtmad ‘El método Vázquez by Fitbit’. El presentador, que llama Antonia a la gaditana, quería que su amiga le ayudara a desmontar el mito de “Nunca te recuperas completamente de un embarazo tardío”.

Toñi, que ha confesado que no quiere que su hija Lola se críe con miedo, cuenta cómo fue su recuperación. “Pues depende, si eres Pilar Rubio o Isabel Jiménez estupendamente porque han hecho deporte toda su vida pero frente a tí tienes a una tía floja, que no ha hecho deporte nunca y es ahora cuando ha decidido cambiar de vida porque tiene una motivación que es más fuerte que ella misma que es ser una madre joven para su hija”, cuenta. La presentadora reconoce qué pasó para cambiar el chip. “El crack en mi cabeza es un día que yo me levanto y no puedo coger a mi hija y ella tiene unos meses porque me duelen los lumbares y no tengo musculatura. Y a partir de ese momento digo que no puedo, esto no puede ser ni por ella ni por mí” y cambió de hábitos.

La presentadora está feliz con su gran cambio porque no le gustaba su cuerpo. “Voy a cumplir 48 tacos y me siento más joven y más fuerte que nunca. No solo se puede recuperar una madre después de los 40 físicamente es que puedes estar mejor que antes de embarazarte, solo depende de tí”, afirma.

En su charla con Jesús Vázquez, Toñi, que ha escrito un libro ‘Madre después de los 40’, reconoció que “quedarte embarazada cuando tienes una edad es un acto precioso pero de locura, si te lo piensas mucho no lo haces” y reveló por qué ella había retrasado sus planes de ser madre y que tuvo miedo. “en esta profesión ya sabes cómo es la historia, si tienes un programa que funciona piensas cómo me voy a ir y que me quede sin trabajo, cuando no tienes trabajo dices me voy a quedar embarazada ahora que estoy tiesi… Entonces nunca era el momento y a los 45 dije me voy a subir en este tren y si me quedo lo voy disfrutar y sino pues nada. Pero voy a vivir el camino y vamos a ver qué pasa.. Me metí y salió bien y ya está aquí Lola que es un revoltillo”, cuenta.

Toñi, que ha sufrido un gran cambio físico, tiene claro que el confinamiento fue su peor momento de la maternidad. “Estaba recién parida, la niña nació el 21 de enero y nos confinaron en marzo. Yo me incorporé a trabajar y estuve una semana, luego ya suspendieron el programa. Yo no lo he vivido bien, hay gente muy fuerte pero yo no lo soy ni voy de otra cosa, para mí el embarazo fue muy duro físicamente y emocionalmente. Lo pasé mal”, reconoce aunque esté feliz con su hija Lola.

Fuente: Leer Artículo Completo