Vania Millán juega al despiste tras la metedura de pata con la que habría revelado el sexo y el nombre del bebé de Pilar Rubio y Sergio Ramos

Si hay una amiga cercana a Pilar Rubio, esa es Vania Millán. A pesar de su separación de René Ramos, cuñado de la presentadora, siguen haciendo planes juntas. Y se lo confiesan todo. Incluso, el sexo y el nombre de ese bebé que la primera de ella espera junto a Sergio Ramos y que ha sido una de las informaciones más deseadas en tiempos de cuarentena.

Hace unos días, en un desliz ante la prensa, Vania pronunciaba unas palabras mágicas: “Ginebra ya está a punto de llegar al mundo, qué bonito…“. Instantáneamente se daba cuenta de que había dicho más de lo que debería y, ante la pregunta de una reportera de si ya tenían nombre para esa niña, Millán sonreía y se callaba.

Ayer, era asaltada de nuevo por la prensa a la salida de su casa. Y lo cierto es que la mascarilla juega a favor del encubrimiento de las emociones, pero se podía vislumbrar que iba a tener que hacer un quiebro torero a los medios antes de meterse en el taxi que estaba esperándola. Porque era obvio que se le iba a preguntar por el tema.

¿La reacción de Vania? Sostener que era la prensa la que se había equivocado. Curioso, porque quien pronunció claramente el nombre, desvelando así el misterio del sexo de ese cuarto retoño para los Ramos-Rubio, fue ella. Sin lugar a dudas ni interpretaciones. Tampoco aclaraba si a Pilar le había sentado mal este desliz o si había restado hierro al asunto.

Fuente: Leer Artículo Completo