Alimentos que parecen bajos en azúcar pero que en realidad no lo son (y nunca deberías meter en el bolso)

Si en el supermercado jugáramos a “parece sano pero no lo es” se nos caería más de una lagrimilla, de eso estamos seguras. Y si nos pusieramos a pensar en la cantidad de azúcar que ingerimos en alimentos que, a priori son ‘light’ o parecen saludables, directamente nos pondríamos a llorar. Y es que, hay muchos alimentos que te pueden jugar la 23/14 (nunca mejor dicho) cuando hablamos de sus propiedades nutricionales.

Zumos envasados, bollería industrial, chocolate con sabor a cocacola (sí, existe)… en la teoría sabemos qué alimentos debemos desterrar de nuestra dieta, sin embargo, hay ultraprocesados que no son saludables y que incorporamos a nuestra dieta de forma -casi- inconsciente e inclsuo, con la sensación de que son más sanos sin pararnos a leer no solo las calorías (que no son un buen indicador), sino los valores nutricionales de los alimentos.

¿Con qué alimentos debemos tener especial cuidado?

-El pan de molde: no importa que sea integral, que tenga todas las semillas de mundo y que tenga 99 calorías, lo más importante son los ingredientes. Si está hecho de harinas refinadas, mal. Hay muy pocos panes de estas características saludables, lo mejor es que no lo consumas, pero si no queda más remedio, la mejor opción es que tenga un alto porcentaje de harina de espelta o centeno y que el porcentaje de azúcar sea el más bajo si lo comparas con las demás alternativas del supermercado.

-Las leches vegetales: puede que pienses que le estás haciendo un favor a tu cuerpo al elegir leche vegetal, no obstante debes tener cuidado. Las leches de almendras, coco o avena que hay en las tiendas más comunes tienen azúcares extras añadidos, por lo que no son una opción para nada saludable.

-El agua de sabores: puede que parezca que es una alternativa saludable a los refrescos, pero hay que tener en cuenta la cantidad de azúcar que contienen. Muchas veces tienen incluso más que un refresco tradicional. Lo mismo ocurre con los yogures de sabores, que aunque tengan un 0% de materia grasa, contienen azúcares. Lo mejor es comprar yogur natural y endulzarlo con fruta.

-La salsa de tomate: es uno de los grandes damnificados cuando hablamos de cantidades de azúcar ya que una lata puede contener más de 5 gramos. La opción más saludable es hacer tu propia salsa, con tromate triturado natural y diferentes condimentos.

Fuente: Leer Artículo Completo