El paisaje y la arquitectura del hotel Terra Dominicata, reconocidos en los Premios Architizer

Más allá de un paisaje idílico frente a las montañas del Montblanc y una oferta gastronómica y vinícola de ensueño, el hotel Terra Dominicata ofrece un espacio de silencio, tranquilidad, placer. Ubicado en uno de los lugares más bellos de Priorat, este establecimiento de cinco estrellas es una de las grandes joyas de la provincia de Tarragona.

Fue en 2014 cuando la familia Vives decidió rehabilitar la villa, históricamente utilizada por campesinos para cultivar vides y olivos, y convertirla en un paraje único y excepcional de alto confort. Siempre preservando el entorno y la arquitectura local. Desde entonces, Terra Dominicata se ha convertido en un espacio aclamado por los viajeros, sobre todo dentro del fenómeno enoturismo, el hotel cuenta con una bodega propia.


Un éxito que sobrepasa fronteras, esta misma semana el hotel catalán acaba de ser reconocido con el Premio Architizer del Jurado y el Premio Architizer por votación popular en la categoría paisaje: jardín privado. Dos galardones de fama internacional, dentro del sector son conocidos como los Oscars de la arquitectura.

Gracias a las técnicas de construcción sostenibles puestas en marcha por el estudio Scob de Barcelona, encargado de realizar el proyecto, fue posible preservar el equilibrio de la vegetación, colores y texturas, de un lugar considerado patrimonio histórico y cultural. “Estamos muy contentos y agradecidos por recibir este premio. Más que un hotel, Terra Dominicata es un desafío de diseño y arquitectura, después de una larga y cuidada planificación, conseguimos mantener la estructura y esencia original de la masía, respetando el entorno del parque natural que lo abriga, conseguimos darle una nueva vida y personalidad que esperemos sea muy larga”, apunta María Vives, arquitecta y responsable del proyecto de interiorismo del hotel.




Fuente: Leer Artículo Completo