Entrevista con Nikol Mitev, fundadora de las velas Scandle

De la relación cómplice y excepcional de una madre y una hija nació un proyecto que se ha convertido en todo un éxito en pocos meses. Y eso que a la hija, Nikol Mitev, la idea no le entusiasmó de primeras. Pero su madre, Ani Petkova, no tardó en convencerla de que crear una marca de velas podía ser una buena idea. Fue ella quien le hizo ver que las velas forman parte de nuestro día a día de manera discreta, y son testigo de muchos momentos especiales. Pero eso sí. Le dieron una vuelta de tuerca al negocio.

Scandle es el nombre elegido para esta firma que cuenta con una colección compuesta por seis velas con una mezcla de aromas únicos y una playlist de Spotify asociada, creando una experiencia mágica a través de la música y el olor. Además, son 100% naturales, sin ningún tipo de aditivos químicos y de producción totalmente artesanal en su taller propio. Su éxito ha sido rotundo: han conseguido agotar existencias y colarse en la lista de regalos (y autorregalos) de estas Navidades.

¿Cómo surge el proyecto de Scandle?

Siempre digo que mi familia tiene el gen emprendedor, mis abuelos, mis padres años atrás y mi hermano siempre han tenido marcas propias. Es algo que siempre he visto y soñado. La cuarentena del pasado mes de marzo me hizo volver a casa después de varios años viviendo fuera, y junto a mi madre, creímos que era el momento de hacer algo juntas. La idea de las velas llevaba bastante tiempo en mente, pero le quisimos dar vueltas y más vueltas hasta conseguir un concepto que pensamos que gustaría y sería innovador. Vendemos más bien la experiencia, no tan solo a través del olor sino también de la música.

¿Tu madre era, sin ninguna duda, la mejor compañera de viaje para esta aventura?

Sí, somos un pack, aparte de ser mejores amigas, cada una tiene un rol clave en el proceso de la marca. A día de hoy coincidimos en que nunca hubiéramos empezado esto sin la ayuda de la otra, ella se encarga de definir nuestros materiales, aromas y de toda la producción artesanal, y yo de la estrategia de la marca y publicidad.

¿Cuáles son vuestras fuentes de inspiración?

Absolutamente todo. Nos inspiramos en muchísimas cosas, desde una canción, una serie o amigos, pero sobre todo, en los momentos que vivimos en nuestro día a día. Las velas son objetos muy personales, transmiten calma, te acompañan, te inspiran y hasta te teletransportan. Es por eso que, probablemente, la mayor fuente de inspiración es nuestro propio hogar.

¿Cómo es el proceso creativo que da como resultado una vela y su lista de música asociada?

El proceso creativo es bastante personal, vemos en qué momentos nos acompaña a nosotras una vela y en qué otros a nuestro entorno más cercano. A partir de ahí, escogemos la combinación de olores que creemos idónea dependiendo de cada ambiente. Y lo mismo ocurre con las playlists, escuchamos muchas canciones y artistas no muy populares, y por lo que nos transmite el ritmo de la canción o la letra, lo añadimos a las playlists para adaptarnos a la experiencia de cada vela.

¿A qué tipo de público os dirigís? ¿Cada vela la creáis pensando en un tipo de persona?

Nos dirigimos a personas que quieren y saben disfrutar de los pequeños momentos. Siempre digo que encender una vela es algo tan simple como mágico a la vez. Creamos nuestras velas más bien pensando en momentos, concretamente todos aquellos en los que una vela puede ser de gran compañía y necesidad.

Como emprendedora, ¿qué te daba más vértigo al principio?

Sin ninguna duda, la acogida de la marca. Detrás de cada proyecto hay un trabajo inmenso y pones muchas cosas en juego, tu tiempo, tus ahorros y tu proyección, ya que tus planes de vida pueden dar un giro de 180º. Pero a fin de cuentas, el aprendizaje y la gratificación de ver tanto apoyo es inmensa.

¿Hay algún consejo al que te aferras porque te ha ayudado en los momentos de duda?

Tengo varios, pero el que me lleva acompañando algunos años es “Todo sucede porque conviene”. Creo muchísimo en el destino, y si algo ha pasado de esa manera es porque tenía que ser así, sin más. Me ayuda a normalizar las cosas y buscar la parte positiva o el aprendizaje.

¿Qué es lo más difícil de emprender?

La incertidumbre y el multitasking. Siempre digo que un emprendedor es una persona muy valiente, lanzarte a algo desconocido con ganas inmensas de sacarlo adelante. Y con desconocido no digo que no sepamos de nuestro sector, pero emprender te hace tener una visión 360º de tu negocio, mucho mayor que cualquier experiencia laboral previa.

¿Y lo que más te hace disfrutar?

El proceso. Está bien ponerse metas, soy la primera que se las pone y bien altas. Pero es aún mejor disfrutar del proceso, de las pequeñas cosas del día a día. Ver que un cliente nos da las gracias por el producto, que nos felicitan por el concepto, una compra, un comentario, un nuevo seguidor, esta entrevista. Es una pasada.

¿En algún momento sientes que lo has tenido más difícil por ser mujer?

No, para nada. Trato con todo tipo de personas a diario y he sentido igualdad de condiciones en todo momento. Me encanta que haya tantas mujeres emprendedoras inspirando a muchas otras.

Vuestra producción tiene lugar en España, ¿era fundamental este aspecto a la hora de pensar la marca?

Sí, después de haber sido una marca ideada en cuarentena, tuvimos claro el apoyo nacional de nuestros proveedores y de la producción. Además, el hecho de crear las velas en taller propio hace que tengamos la calidad muy controlada, ya que juega un papel muy importante en nuestra marca.

¿Por qué la bautizasteis Scandle?

Queríamos que el nombre transmitiera nuestro concepto, que claramente son velas pero también lo es la música. Al unir “s​ can​” de escanear el código de Spotify, y “c​ andle”​ de vela en inglés, creamos “S​ candle​” y nos enamoramos al instante de la combinación.

¿Crees que esta etapa de confinamiento ha servido para que la gente mire más a sus casas y quiera convertirlas en un espacio verdaderamente acogedor en el que las velas cobran un papel importante?

Sin ninguna duda. Todos nos hemos esforzado por cuidar y mimar un poco más nuestro hogar, creo que una vela convierte cualquier casa en un espacio más acogedor y cálido.

¿Queréis ir ampliando la colección o irán entrando unas velas y saliendo otras?

Nos gustaría ampliar la colección y a su vez, mantener las que tenemos. Pero también es verdad que ha habido velas que han gustado mucho más que otras, escucharemos a nuestros clientes y nos adaptaremos a los gustos que vemos que predominan. De eso se trata ¿no?

¿Cuál es tu favorita?

“Chilled Music, Great Talks” sin duda. Me encanta rodearme de gente que me inspira, mis amigos, mi familia, y aunque no soy mucho de hablar, con quién estoy a gusto podría estar días.

¿Qué futuro sueñas para tu marca?

Confío mucho en Scandle, veo gran proyección y no me quedo corta con lo que sueño para la marca. Creo que es un producto que puede adaptarse a cualquier mercado, es por eso que me encantaría romper las barreras nacionales y que nos conozcan en muchos otros países.

¿Cuáles son los proyectos que tenéis en mente para ella?

El 2021, a pesar de la incertidumbre, llega bastante esperanzador. Ya hemos podido acordar ciertas colaboraciones con otras marcas, también haremos las primeras incorporaciones al equipo y podremos empezar a comprar las velas Scandle en algunas tiendas físicas. Y a largo plazo, tenemos en mente un pequeño proyecto que combina entrevistas y música como foco principal. Pequeños pasos, pero llenos de ilusión y ganas.




Fuente: Leer Artículo Completo