Gambón con ajoblanco, tu arma secreta para conquistar a los paladares más foodies

Si estás buscando una receta diferente, fácil de hacer, pero con un toque gourmet capaz de conquistar a los paladares más foodies, el gambón con ajoblanco es lo que estás necesitas. Además, para facilitarte aún más la preparación, te proponemos usar un ajoblanco ya preparado, aunque si quieres también te puedes animar a elaborar tú [email protected] esta sopa andaluza a base de almendras.

De la mano de Tulipán, aprende en tres sencillos pasos cómo preparar una deliciosa receta de gambón con ajoblanco. Además de su riquísimo sabor y de la vistosidad de su presentación, el éxito de este plato radica también en su combinación de texturas. La cremosidad del ajoblanco contrasta con el crujiente de los gambones que conseguirás gracias a la unión entre la margarina vegetal Tulipán y el panko.

Gambón con ajoblanco

Precio: 2,5 €. Calorías: 200. Dificultad: Baja. Tiempo: 40-60 min.

Ingredientes (4 personas): 500 g de gambones crudos, 1,5 dl de ajoblanco, 40 g de margarina vegetal Tulipán, 60 g de panko, aceite de oliva, cebollino fresco, sal y pimienta.

Paso 1

Pelar los gambones en crudo. Reservar las cabezas. Poner una sartén al fuego con unas gotas de aceite de oliva y las cabezas de gambón. Mantener un par de minutos y aplastar sobre un colador las cabezas para obtener sus jugos. Reservar.

Paso 2

Colocar un cazo al fuego con las cabezas de los gambones aplastadas cubiertas de agua. Mantener al fuego 15 minutos. Retirar y triturar con batidora. Colar en un colador fino y añadir el jugo de las cabezas extraído anteriormente. Salpimentar y reservar.

Paso 3

Pintar los gambones con la margarina vegetal derretida y empanar con panko. Freír en una sartén al fuego con abundante aceite de oliva. Retirar a papel absorbente. Montar poniendo una base de ajoblanco, encima los gambones y un hilo del jugo de gambón. Terminar espolvoreando un poco de cebollino picado.



Fuente: Leer Artículo Completo