Kathryn García: biografía de la ¿futura alcaldesa de Nueva York?

Habitualmente, los políticos tienen, en su página web, una sucinta biografía redactada por un asesor o por un director de prensa, con todos los detalles revisados y/o censurados. Textos asépticos que no informan más allá del lugar o año de nacimiento, de cuándo y en qué se licenciaron y de todos los trabajos desempeñados antes de pasarse a la política. Sin mas.

La biografía de Kathryn García comienza así: “Me encanta la ciudad de Nueva York. Fui adoptada de bebé por una profesora y un negociador laboral. Mis padres criaron a cinco niños multirraciales en su casa de Park Slope. Yo también crié allí a mis dos hijos y hoy vivo a dos manzanas de donde crecí”. ¿Perdona? ¿El texto lo ha escrito ella misma? Espera, que sigue.

“Durante los últimos 14 años, me he levantado antes del amanecer para asegurarme de que, cuando la mayoría de los neoyorquinos se despiertan, ya se ha recogido la basura y tienen agua limpia en el grifo. No lo he hecho por los títulos ni por la fanfarria, sino porque me preocupo feroz y obsesivamente por mejorar la vida cotidiana de los neoyorquinos”.

El próximo 22 de junio se celebran elecciones primarias de los candidatos demócratas a la alcaldía de Nueva York y Kathryn García, hasta hace poco responsable del Departamento de Saneamiento de la ciudad, ha realizado un enorme sprint en las encuestas y este martes, aparecía la primera en intención de voto. ¿Cómo lo ha conseguido? Quitándose la mascarilla –tras vacunarse, claro está– y salir a la calle a dar la cara y a contar en persona qué es y qué quiere hacer para mejorar la Gran Manzana.

Kathryn García nació el 3 de marzo de 1970 en Nueva York y se crió en el poco glamuroso Brooklyn de los años 70. Ella recuerda el sentido de comunidad del barrio y de su bloque y cómo el trabajo de funcionario de sus padres le hizo valorar lo público: “Quiero que todas las familias tengan esa misma oportunidad, ese mismo sentimiento de comunidad que tuvo mi familia”, explica.

García señala que creció en un barrio en el que predominaban los negros, por lo que la diversidad, con sus cosas buenas y sus cosas malas, siempre estuvo presente en su vida, y es algo que quiere llevar a su proyecto político. “Nuestra emocionante intersección de etnias, talentos y experiencias es lo que hace que Nueva York sea tan especial”, asegura.

Tras licenciarse en economía e historia por la Universidad de Wisconsin, empezó a trabajar como becaria en el departamento de Saneamiento de la ciudad de Nueva York, y luego trabajó como analista de políticas en el departamento de Finanzas, además de vicepresidenta en Appleseed, centrándose en la planificación estratégica y los estudios de impacto económico.

Bajo el alcalde Bloomberg, entró a trabajar en Protección Medioambiental, donde fue responsable del suministro de agua de Nueva York, el alcantarillado, el tratamiento de aguas residuales… y bajo el gobierno de Bill de Blasio, fue elegida en 2014 como 43º Comisario de Saneamiento.

Se puso al frente de un equipo de 10.000 personas, con hitos como prohibir la espuma de poliestireno o implantar el mayor programa de compostaje del país. En 2020 fue bautizada como ‘food czar’ [zar de la comida] porque se encargó del programa de alimentos de emergencia, entregando más de 130 millones de comidas a necesitados.

Para llevarse las primarias el 22 de junio entre los más de una docena de candidatos demócratas, ha decidido bajar a la calle y darse a conocer. Cada día se patea los cinco distritos de Nueva York, consciente de que es apoyada por periódicos como el ‘Daily News’ o el ‘New York Times’.

Tiene un programa político ambicioso en el que todos nos gustaría encajar y que, a día de hoy, podría parecernos vivir en el país del unicornio si no fuera porque esta mujer parece que lo puede conseguir absolutamente todo:

Vía: ELLE ES

Fuente: Leer Artículo Completo