La discreta familia de Koeman, nuevo entrenador del Barça: mujer actriz, tres hijos y una boda en Mallorca

Los Zidane, los Simeone… y ahora los Koeman. Si ya conocíamos a la mujer y los hijos del entrenador del Real Madrid y del Atlético de Madrid, ahora le toca el turno a la familia de Ronald Koeman (57), el nuevo entrenador del Fútbol Club Barcelona cuyo fichaje era anunciado hace apenas unas horas. El holandés siempre quiso llevar una vida discreta en su etapa como futbolista y pocas han sido las ocasiones en las que ha asistido a algún evento o fiesta junto a su esposa o alguno de sus hijos.

A post shared by Ronald Koeman (@ronaldkoeman) on

Koeman tuvo claro desde niño que lo suyo sería el mundo del fútbol. Nació hace 57 años en Zaandam, una ciudad en la provincia de Holanda Septentrional de unos 76.000 habitantes y que como curiosidad fue la primera ciudad europea en contar con un establecimiento de McDonald’s en 1971. El padre de Ronald fue Martin Koeman (fallecido en diciembre de 2013 como consecuencia de un paro cardíaco sufrido mientras ejercía su labor de ojeador para el Groningen holandés), jugador de fútbol profesional en diferentes equipos de la liga holandesa y hasta llegó a formar parte de la selección nacional de los Países Bajos aunque solo intervino en un partido, contra Austria en abril de 1964. Tintín, como se le conoce cariñosamente, es el pequeño de la familia, ya que tiene un hermano apenas un año mayor que él, Erwin.

La madre de Ronald y Erwin, Marijke Koeman, vivió la profesión de su marido y después de sus hijos con una devoción absoluta. Cuando Ronald comenzaba a viajar para jugar partidos con equipos locales, ella le preparaba varios sándwiches de mantequilla de cacahuete para el trayecto y más adelante incluso escribió algunas cartas a medios holandeses para defenderlo de las críticas por su labor en el terreno de juego. El joven comenzó a destacar desde niño en el equipo de su colegio y, aunque no era el más rápido a la hora de acercarse a la portería, conseguía demostrar sus dotes como goleador.

A post shared by Ronald Koeman (@ronaldkoeman) on

Formó parte del Dream Team

Con 17 años debutó como profesional con el FC Groningen, equipo en el que también habían jugado su padre y su hermano. Cuatro años más tarde, fue fichado por el Ájax de Ámsterdam y en 1987 se marchó al PSV Eindhoven. Esos primeros años no fueron fáciles para él y en alguna ocasión ha comentado que su mejor amigo en aquella etapa siempre fue la soledad. Su gran oportunidad le llegaba en el verano de 1989 al ser contratado por el Fútbol Club Barcelona por unos 825 millones de las antiguas pesetas, siendo el segundo fichaje más caro de la historia del club en aquella época, sólo adelantado por Diego Armando Maradona (que había cobrado 1.100 millones). Bajo la tutela de Johan Cruyff, Koeman formó parte del conocido como Dream Team (donde destacaron Bakero, Zubizarreta, Laudrup o Romario), que conquistó cuatro ligas consecutivas (1991-1994) y disputó dos finales europeas.

Tras su etapa en Barcelona, Ronald volvió a su país y jugó sus dos últimas temporadas como profesional en el Feyenoord de Roterdam. En el momento de colgar las botas, Koeman fue considerado el defensa más goleador en la historia, al convertir 253 tantos en 763 partidos. En 1997 comenzó una nueva trayectoria como director técnico en diferentes equipos en España, Portugal y en Países Bajos, donde en 2018 fue elegido además como seleccionador nacional, cargo en el que ha permanecido hasta este mes de agosto tras su fichaje como entrenador del Barça.

A post shared by Bartina Koeman (@bartinakoeman) on

Casado con una actriz

Poco dado a dar entrevistas personales, lo cierto es que Koeman nunca ha dado lugar a polémicas ni en su etapa como jugador ni después. El 27 de diciembre de 1985 se casó con Bartina Koeman, dos años mayor que él y que en aquel momento soñaba con ser actriz e incluso llegó a aparecer en varias películas y en una serie en la televisión holandesas.Hace unos años, Bartina padeció un cáncer de mama, algo que llevó a Koeman a iniciar una batalla contra el tabaco en su país de origen.

Bartina siempre ha estado a su lado en los buenos y en los malos momentos como cuando hace apenas tres meses, Ronald sufrió un infarto y tuvo que ser operado de urgencia. Todo sucedió después de que llegara a casa tras hacer casi cien kilómetros en bici. “Llegué a casa roto y en reposo me dolía el pecho. Comencé a sudar. También me puse muy blanco. Afortunadamente, mi esposa Bartina estaba en casa y llamamos de inmediato al 112. La arteria coronaria central estaba bloqueada y otra tenía un estrechamiento. Me colocaron dos stents”, detalló el holandés en RTL asegurando que había pasado miedo ya que su padre murió de un problema coronario hereditario y que también su hermano tenía que ser intervenido para practicarle un cateterismo. Además, pocas semanas antes, tanto Ronald como su mujer pasaron el Covid19.

A post shared by Debbie Koeman (@debbie_koeman) on

Su hija se casó en Mallorca

La pareja tiene tres hijos. Tim, que cumplió 30 años en febrero, se dedica al negocio de cosmética fundado por su madre en Holanda. Se trata de Skin Cosmetics y cuenta con venta online y tienda física ubicada en Oosterbeek, al este del país. Tim, que está casado con Chloe van der Kerkhof, estilista, dueña de una floristería online y bloguera de moda holandesa, fue el primero en hacer abuelo a Koeman en mayo de 2019 cuando nació el pequeño Xavi.

El pequeño es Ronald Jr (25) y, como suele suceder en el caso de los futbolistas más famosos del mundo (y sino que se lo digan a Zidane o a Simeone), ha seguido los pasos de su padre, su abuelo y su tío en el mundo del fútbol. El joven comenzó su carrera en el Almere City pero nunca llegó a jugar en el primer equipo. En 2015 fue transferido al FC Oss, equipo holandés en el que juega en la actualidad.

Pero sin duda, el ojito derecho de Ronald Koeman es su hija Debbie (32). La joven vive en Amsterdam junto a su marido, Jesse Tunderman, consultor de tecnología y emprendedor holandés con el que tiene una hija llamada Luna, que nació en junio del año pasado. Debbie se dedica a ayudar a su madre y su hermano con la empresa de cosmética. Tanto ella como toda su familia son grandes amantes de nuestro país y, de hecho, la joven elegía la isla de Mallorca para darse el ‘sí, quiero’ con su novio en julio de hace dos años. Además, Debbie se casaba luciendo un diseño del español Jesús Peiró.

View this post on Instagram

☀️🇪🇸🙌🏼

A post shared by Bartina Koeman (@bartinakoeman) on

A post shared by Bartina Koeman (@bartinakoeman) on

Amante del ciclismo y de España

Koeman se enamoró de España nada más aterrizar en Barcelona allá por los años 90. Nuestro país se convirtió en su hogar y tanto él como su mujer se acostumbraron a nuestras costumbres muy pronto. Pese a que hacía años que no vivían aquí, han seguido veraneando cada año en las playas españolas, de Sitges a Mallorca pasando por Formentera e Ibiza, isla en la que ha estado la pasada semana toda la familia. Incluso su hija, antes de casarse en la isla balear, hizo una despedida de soltera en Amsterdam en la que iba vestida de flamenca. Aunque preguntada sobre el fichaje de su marido por el Barça, Bartina se mostraba “en shock” ya que aseguraba no tener ni idea de esto hasta hace un par de días, lo cierto es que no les costará regresar a la Ciudad Condal ya que a principios de este año el matrimonio adquirió, casualmente, una casa en la capital catalana en la que vivirán a partir de ahora.

View this post on Instagram

ℬ𝓊𝑒𝓃𝑜𝓈 𝒟𝒾𝒶𝓈! ☀️😎

A post shared by Debbie Koeman (@debbie_koeman) on

A post shared by Debbie Koeman (@debbie_koeman) on

Su faceta como abuelo es la que más le gusta y suele pasar las vacaciones de verano junto a sus hijos, sus parejas y sus dos nietos disfrutando de las costas españolas. Gran amigo de otros futbolistas míticos como Pelé o Louis Van Gaal, Koeman no solo se divierte viendo partidos de fútbol. Es una apasionado del ciclismo, deporte que practica a diario, y además suele ir a esquiar con toda su familia cada invierno. Su patrimonio está valorado en unos dos millones de euros y pese a que no le gusta hacer alarde de ello, le encantan los deportivos como el Porsche Panamera.

Fuente: Leer Artículo Completo