‘Los \u00faltimos d\u00edas del crimen’: la cr\u00edtica destroza la pel\u00edcula m\u00e1s vista de Netflix

Como respuesta final al terrorismo y al crimen, el gobierno de EE.UU. planea transmitir una señal que haga imposible que alguien cometa actos ilegales a sabiendas. Graham Bricke (Edgar Ramírez), un criminal de carrera que nunca fue capaz de alcanzar la gran puntuación, se une a la progenitora del gángster Kevin Cash (Michael C. Pitt) y al pirata informático Shelby Dupree (Anna Brewster), para cometer el atraco del siglo y el último crimen en la historia de Estados Unidos antes de que se apague la señal.

Este es el punto de partida de Los últimos días del crimen, una película de Netflix que no llega en el mejor momento a Netflix después de los actos de violencia racista que se han producido en EE.UU, pero que quizá por ello se ha convertido en la película más vista y en España también ocupa las primeras posiciones.

Basado en la novela Radical Publishing creada por Rick Remender y Greg Tocchini, The Last Days of American Crime está dirigida por Olivier Megaton, escrita por Karl Gajdusek, producida por Jesse Berger, pga, Jason Michael Berman, pga y Barry Levine, con Patrick Bergin y Sharlto Copley también coprotagonizan.

La crítica de la película

Pero el principal problema es que hacía tiempo que una película no recibía unas críticas tan malas. Tanto FilmAffinity como Rotten Tomatoes se han puesto de acuerd y reúnen críticas tanto profesionales como usuarios en las que ponen a caldo la película.


Se ha convertido en la última película en entrar en la dudosa lista de honor del 0%, lo que significa que hasta ahora ningún crítico la ha calificado positivamente. Junto a ella títulos de honor como ‘Mi amigo Mac‘ (Mac and Me, 1988) o ‘Tiburón: la venganza‘ (Jaws: the revenge, 1987). “Olvidable fantasía de tipos duros“, “Ni siquiera un buen cine para cocodrilos” y “El verdadero crimen es que esta película exista en primer lugar“, son algunas de las críticas más amables que puedes leer de la película.

“Es una fantasía de chicos duros muy olvidable”, matizaba The Hollywood Reporter. “Si te pones a ver la película y sigues haciéndolo, es que quizás no tengas nada mejor que hacer”, apuntaban desde Clarín con cierta sorna. “Todos y cada uno de los 148 minutos que dura son como un puñetazo, una tortura” afirmaban desde el medio Pajiba. “Los últimos días del crimen es un conjunto de clichés que no ofrece nada que ver y mucho menos que considerar“, comentan desde Indiewire.

Fuente: Leer Artículo Completo