¿Por qué deberías levantarte a las 5 de la mañana todos los días?

Seguro que con solo leer el titular de este artículo te ha entrado un sueño horrible. Si cada mañana la mayoría de los mortales suplicamos5 minutitos más al despertador, ahora existen nuevos estudios y gurús del liderazgo que nos confirman que levantarse a las 5 de la mañana es lo mejor que puedes hacer en tu vida.

Pero seguramente te preguntes, ¿por qué hace falta madrugar tanto? Según Robin Sharma, autor de “El club de las 5 de la mañana”, madrugar y crear ese nuevo hábito en nuestra vida nos va a traer muchos resultados muy positivos entre ellos la mejora del sueño, estar más enfocado, tener una mayor creatividad y energía para hacer todo a tiempo sin dejar pasar aquello que más nos cuesta.

Además, te sientes más feliz por cumplir con tu agenda semanal gracias a que tienes una mayor productividad, una mejora en la organización… lo que provoca que te sientas más orgulloso de ti mismo y sobre todo, sentirte productivo y despierto mientras otros todavía duermen también nos genera una sensación de bienestar.

Y es que crear un nuevo hábito siempre es algo que no es fácil y mucho menos, si es madrugar. El experto asegura que al pasar 66 días despertándonos de forma habitual y puntual nuestro cuerpo se habrá adaptado por completo.

Además, existen estudios que según nos afirma Sharma demuestran que los primeros 60 minutos del día determinan como pasarás el resto de la jornada por eso debemos enfocarnos mucho en las actividades que potencien nuestro interior. Dejar el móvil a un lado y durante estos minutos dedicarnos solo a nosotros.

La ley del 20-20-20

El experto en liderazgo además, recomienda aplicar la ley del 20-20-20 durante los primeros 60 minutos del día. ¿Cómo recomienda hacer este reparto? 20 minutos se dedicarían al deporte que ayudará a despejar nuestra mente y crear endofinas que nos transmitirán mucha positividad ¡perfecto para comenzar con buen pie! Con deporte nos referimos a cualquier actividad que te haga moverte o que más te guste: desde yoga o pilates a running o bici. Los siguientes 20 minutos se dedican a planificar tu día es decir, ver cómo puedes realizar todas las tareas y actividades que tengas que hacer de la forma más productiva y eficaz posible.

Y por último, dedicar los 20 minutos restantes a formación y crecimiento personal. Ver alguna conferencia que te ayude a crecer de forma interna, que te motive para realizar las tareas del día… aprovechar para leer ese libro que tanto te motiva y con el que tanto aprendes sobre ti, sobre tu profesión, sobre cualquier aspecto de tu vida… Pruébalo y después nos cuentas cómo te ha ido, ¿quieres pertencer al club de las 5 de la mañana?

Fuente: Leer Artículo Completo