Tres beneficios de poner las piernas contra la pared

Si el yoga lleva tantos años de moda no es por gusto. En realidad su popularidad se la debe a su gran efectividad y la manera en que ayuda a mejorar muchos aspectos de tu vida cotidiana.

Quizá una de las mayores desventajas que tiene es que no se aprende de la noche a la mañana, es una práctica que lleva tiempo. Empiezas con posturas simples y luego poco a poco vas aprendiendo las más complicadas. Así que podríamos decir que el yoga es una práctica en la que la constancia es fundamental.

Una de las posturas más fáciles con las que puedes comenzar es Viparita Karani, también conocida como la postura invertida o la postura de las piernas hacia arriba. Se trata de una de las posiciones más simples que puedes realizar. Sin embargo, ofrece beneficios sorprendentes, como alivio del dolor y la tensión, reducción de la ansiedad y relajación.

Piernas rectas

Para realizarla debes acostarte boca arriba, con el glúteo contra la pared y las piernas extendidas hacia arriba. Las plantas deben estar hacia arriba, y los brazos al lado del cuerpo o doblados sobre el pecho.

Piernas en “V”

Comienza en la misma posición que en la anterior, pero extiende las piernas en una formación de V estirar el área de la ingle.

Versión plantas de los pies juntas

Para un estiramiento de la ingle aún más intenso, gira las rodillas hacia afuera, junta las plantas de los pies y presiona las piernas contra la pared. Muévete lentamente ya que este es un tramo intenso.

Beneficios de practicar estas posturas todos los días:

1. Aumenta el flujo sanguíneo y reduce la inflamación.

Estas posturas no solo aumentarán el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, sino que también reducirá la hinchazón en las piernas y combatirá la inflamación.

2. Relajación y estrés disminuido

Esta pose también reduce la inflamación y trata el dolor crónico. Además, es excelente si tienes problemas para dormir.

3. Mejora de la movilidad de los isquiotibiales y alivia el dolor lumbar

Debido a que solemos pasar muchas horas sentada, el dolor lumbar puede convertirse en un gran problema. Estas posturas reducen la presión en tienes sobre la espalda baja.

Pero cuidado, aunque es altamente beneficiosa, esta postura puede presentar riesgos para personas que sufren de problemas de cuello y espalda, por lo que si sufres de estos problemas, evita la postura a menos que la realices con la ayuda de un fisioterapeuta o instructor certificado.

Fuente: Leer Artículo Completo