Amazon y Salvatore Ferragamo se unen contra las falsificaciones

En un gigante como Amazon, que dispone de un catálogo de más de 400 millones de productos, es fácil encontrar de todo. Lo que al marketplace no le gusta que haya, obviamente, son falsificaciones. De hecho, desde hace dos años ha redoblado su esfuerzo para evitar este tipo de fraudes. En 2019 invirtió 500 millones para proteger de los abusos tanto a sus clientes como a las marcas. Ese mismo año puso en marcha Project Zero, un programa al que se han unido más de 8.000 usuarios, según la compañía. Se trata de una herramienta que se ofrece a los propietarios de marcas que hayan sufrido intentos de infracciones en los últimos seis meses. Transparency, cuyo origen data de 2018, permite a las marcas identificar de manera individual sus productos, y a los consumidores saber si se trata de un artículo original, a través de un código QR. Brand Registry ofrece a las marcas la oportunidad de registrarse para disfrutar así de todas las herramientas de Amazon contra el fraude, además de poder enriquecer su marketing de contenido. Además, el año pasado puso en marcha su Unidad de Delitos de Falsificación, de ámbito global.

“A través de nuestra Unidad de Delitos de Falsificación, hemos trabajado estrechamente con marcas de lujo y cosméticos, pequeñas empresas y marcas reconocidas a nivel internacional. Seguiremos luchando para proteger la propiedad intelectual de todos nuestros colaboradores comerciales, bien sean empresas familiares o grandes compañías”, ha dicho Dharmesh Mehta, vicepresidente de Confianza del Cliente y Apoyo a los Colaboradores Comerciales de Amazon.

Ya lo hizo en el pasado con Valentino, y acaba de repetirlo junto a Salvatore Ferragamo. Ambas empresas han presentado conjuntamente dos demandas contra cuatro personas y tres entidades por falsificación de productos de la firma italiana. Ha ocurrido en un Tribunal del Distrito Occidental de Washington (Estados Unidos). “Los acusados conspiraron para usar las marcas comerciales registradas de Ferragamo, sin autorización, para engañar a los clientes sobre la autenticidad y el origen de los productos”, según los demandantes. En 2018, Ferragamo ganó la sentencia de un tribunal de Nueva York, que dio la orden del cese inmediato de 60 perfiles on line ilegales no identificados e interceptó 150 dominios que infringían la ley, además de establecer una indemnización por daños de casi 49 millones de euros. El año anterior consiguieron retirar más de 35.000 artículos y perfiles ilegales de las principales redes sociales, por el mismo motivo. La mayor parte de todas esas falsificaciones procede de China.

Tanto Amazon, en el gran consumo, como Salvatore Ferragamo, en el sector lujo, son dos de las empresas más comprometidas en la lucha contra el fraude.




Fuente: Leer Artículo Completo