El cuello bobo volverá a ser tendencia en Otoño/Invierno 2020-21

A principios de año, fueron muchas las tendencias que comenzarían a invadir el street style de las capitales de la moda, augurando así su éxito para los meses venideros. Una de las más evidentes fue la que adelantó las blusas y camisas con grandes cuellos de estilo romántico —conocido como cuello bobo— como una de las prendas imprescindibles de la temporada. De entre todas las opciones, fue una camisa blanca de Miu Miu, con cuello en pico con detalles bordados la que conquistó a las prescriptoras de estilo y se convirtió en una de las piezas de culto del año.

Ahora, siguiendo esta línea y prestando atención a las pasarelas de firmas como Miu Miu (fiel embajadora de esta tendencia), Chanel o Gucci de la próxima temporada Otoño/Invierno 2020-21, podemos asegurar que esta tendencia no solo se mantendrá, sino que evoluciona aumentando el tamaño de los cuellos, centrando aún más si cabe la atención ellos.

Por supuesto, no todo lo que las firmas de moda suben a las pasarelas acaba cuajando en el público general y convirtiéndose finalmente en una tendencia a pie de calle. En este caso, la clave para poder confirmar el éxito futuro del cuello bobo está en los looks que han dejado durante los últimos días algunas de las prescriptoras de estilo más seguidas del mundo en sus perfiles de Instagram, a falta de street style a causa del auge obligado de los desfiles digitales. Tanto Emili Sindlev, como Pernille Rosenkilde o Camille Charriere han dejado más que claro que esta tendencia se queda y se exagera de cara al otoño manteniendo, eso sí, la esencia atemporal de la camisa blanca.

Las formas de llevarla están también definidas, además de sola, se acompaña de jerséis o cárdigans escotados que permitan lucir por encima los grandes cuellos.

View this post on Instagram

Enjoying the summer afternoons ⛅️⛅️⛅️

A post shared by Emili Sindlev (@emilisindlev) on

View this post on Instagram

Slow mornings 🐻

A post shared by Emili Sindlev (@emilisindlev) on


¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!




Fuente: Leer Artículo Completo