La diadema de Uterqüe que va a elevar todos tus looks de verano

La época estival siempre se ha caracterizado por ser una de las temporadas en las que proliferan los eventos y nuestros armarios se convierten en vestidores que podrían ser, dignos de Alta Costura. Este año, a pesar de que la situación es diferente y las celebraciones se encuentran más limitadas, los encuentros continúan en alza y son, aún así, muchas las ocasiones en las que se pueden lucir estilismos de invitada con los que deslumbrar por cuenta propia.

Para estos momentos tan especiales el dress code sugiere invertir en piezas que se erijan como las más especiales. Prendas y complementos que eleven con tan solo su presencia y que añaden ese plus distintivo tan buscado.

Si conseguir la ropa perfecta es una de las tareas más arduas a la hora de buscar atuendo, escoger en cambio los complementos que aderecen las combinaciones se postula como una de las tareas más fáciles este año. Siguiendo las tendencias de moda y belleza y los dictados vistos sobre las pasarelas más exclusivas, los ornamentos de cabello son uno de los ‘must’ para alzar cualquier estilismo.

Las diademas, que ya pudimos ver el año pasado, primero de la mano de Prada y luego en las propuestas de otras muchas firmas de lujo, continúan siendo en 2020 las favoritas a la hora de añadir el toque final a cualquier conjunto.

Desde las de goma que nos recuerdan a épocas pasadas y a la infancia, hasta las diademas más especiales, como la que propone la firma más exclusiva de Inditex, Uterqüe. Con guiños de tocado pero ganando en comodidad, esta casa de moda ha lanzado a la venta uno de los diseños más elegantes y prácticos.

Diadema de flores y tul (49 euros), de Uterqüe.

¡La quiero!

Se trata de una diadema de flores de tul negra, que, según afirman desde la marca, está inspirada en “la naturaleza atenuada e impredecible”. Su romántico diseño y su silueta consiguen que este complemento sea uno de los predilectos a la hora de apostar por aliados perfectos en las ocasiones más formales.

Acompañando a un sencillo vestido, un traje de blazer y falda de tubo o, incluso un esmoquin, promete agotarse en cuestión de horas ya que sustituye a la perfección, bajo un precio combatible, a cualquier sombrero y tocado.




Fuente: Leer Artículo Completo