Yung Beef exige la «retirada inmediata» del mercado de un libro que le saca en la portada

«D verdad seguís usándome con fines comerciales en 2019 casi 2020? soys peor ke mi abuela», tuiteaba a su manera el cantante de trap Yung Beef ayer por la noche. Y esta mañana, burofax al canto a las oficinas de la editorial Errata Naturae. ¿Qué pretende? Intentar que se retiren de manera inmediata todos los libros de «El trap: filosofía millenial para la crisis en España», escrito por Ernesto Castro, de los más de 300 puntos de venta.

«Parece que Yung Beef pretende secuestrar nuestro libro “El Trap”, deErnesto Castro. Via burofax y haciéndose un “Fariña” en toda regla, exige la retirada inmediata de todos los libros del mercado», tuiteaba a su vez la editorial afectada esta mañana. Desde ABC, nos hemos puesto en contacto con la editorial para saber cómo está la situación que de momento «no es una denuncia, pues no ha pasado a instancia judicial».

«Esperamos que no vaya a más, porque es un despropósito. Nosotros lo hemos puesto en conocimiento de la asesoría jurídica y ellos le emitirán un comunicado a los representantes legales», nos explica Rubén Martínez, editor de Errata Naturae. «En principio, en el burofax, solicitan la retirada pero tampoco expresan ningún tipo de perjuicio, no sé cómo podrían denunciar».

Desde la editorial defienden que «primero hay que distinguir entre lo que es una fotografía y una creación artística. En el ámbito de la fotografía hay que pensar que hay que proteger la intimidad y el honor pero aquellos que convierten su vida íntima en un espectáculo el Constitucional ahí ha fallado varias veces. No es lo mismo los que son famosos y la gente normal», comenta Martínez que recalca que además lo importante es que es una ilustración con «carácter satírico reflejo del selfismo ultranarsicista, fachendoso y postinero de la época que nos ha tocado».

En la portada, vemos a Yung Beef (o su clon) en «un lugar patético, en un cochambra, haciéndose un selfie, luciendo joyas de oro y tatuajes… Hay un contenido de crítica social, hay caricatura de un modelo de vida. Es un componente crítico y social y es un despropósito que eso no se pueda publicar y haya que retirar los libros de 300 0 400 puntos de venta». De hecho, Errata Naturae tuiteaba también: «Quizá (Yung Beef) no está muy familiarizado con las nociones de libertad artística, crítica social y derecho a la caricatura (art. 8.2.b, Ley Orgánica 1/1982 sobre protección a la propia imagen».

Y es aquí cuando volvemos al timeline del trapero, que retuiteaba esta tarde: «Quienes no parecéis familiarizados con la LO 1/1982 en concreto con el art. 7.6 de la misma sois vosotrxs. La ilustración de la portada en ningún momento deforma en exceso los rasgos característicos del retratado (caricatura) de hecho se basa en fotos existentes. Es un retrato».

Otro punto clave en esta historia es que la editorial sostiene que Yung Beef ya había visto la portada un mes antes de que se distribuyera y comercializara. «Dijo que le parecía fea», cuenta Martínez. «Tuvimos el cuidado de hacérserla llega, en ningún momento expreso ningún descontento ni de imagen ni jurídico», añade.

Al editor en jefe de este libro sobre trap, la situación le causa sorpresa y tristeza, porque el concepto musical y estético de Yung Beef le gusta «y tenía un discurso coherente, pero lo que está reclamando es muy paradójico si pensamos que el trap no podría existir ni haber llegado a ser nada sin el concepto de apropiación cultural y transformación de una imagen, de que haya puertas en el campo».

Según observan también, les parece paradójico que Yung Beef que «presume de estar al margen de la ley» les haya denunciado. «Sí, todo el mundo tiene derecho a acudir a la ley. Pero que haga una argumentación jurídica que no hemos recibido. Parece una pataleta». ¿Pero tienen pruebas de que había visto la portada? «Sí, está todo escrito».

Fuente: Leer Artículo Completo