Músicos en serie. Los autores de la banda sonora de nuestras ficciones favoritas

Sus notas quedan en nuestra memoria como un protagonista más. Ellos son los encargados de llenar de música las historias plasmadas por los guionistas, una labor que en muchas ocasiones ha sido recompensada con prestigiosos premios. Te presentamos a algunos de estos ‘magos de la partitura’.

Nieto del creador de la discográfica Hispavox, Lucas Vidal, de 35 años, tocaba el piano a los 3 y la flauta travesera con 7. “Jugaba al Lego oyendo a Schumman o Wagner”, dice quien a los 16 se fue a EE.UU. para estudiar composición. Ha trabajado desde allí –suya es Fast and Furious 5– hasta hace un año. Con dos Goyas (Palmeras en la nieve, Nadie quiere la noche), ha musicado para Netflix Élite, Los favoritos de Midas, Alguien tiene que morir y Dime quién soy (Movistar+). En septiembre saca disco de música electrónica. “En el trap y el reguetón también hay arte. Ser purista solo te deja en el pasado”, asegura.

De niño, tocaba el tambor y la guitarra por influencia materna. Luego César Benito estudió Ingeniería Técnica Industrial, y Composición en el Conservatorio de Málaga y Madrid, hasta que en Boston se especializó en bandas sonoras, mientras tocaba el piano en hoteles o daba clases a niños. “Mi pasión es contar historias con música”, asegura este marbellí que debutó con La chica de ayer y ganó el Premio Iris por El tiempo entre costuras. Allí abajo, Benidorm y Desaparecidos también son suyas. Además, la gimnasta Carolina Rodríguez logró diploma olímpico en Río 2016 con un tema suyo.

The Head, Alta mar y Hernán, son las últimas series que ha musicado Federico Jusid, pero en su lista de más de treinta, figuran La catedral del mar, Isabel o Tierra de lobos, además de otras tantas películas como El secreto de sus ojos, Neruda o Felices 140.

Argentino, de 47 años, quizá estaba predestinado; hijo de director de cine y actriz, creció entre teatros y platós, y a los siete años empezó a estudiar piano y composición. A los 21, firmó su primera banda sonora. Lo compagina con la dirección de orquesta.

“La música de tele no es un hermano pobre de la de cine. Tiene que sonar igual de bien, con el mismo cariño y esfuerzo y, si es posible, con la misma producción, ese es mi empeño”, dice el músico, entre Madrid y Los Ángeles.

Gallega, Elba Fernández, firma con Xavi Font la música y voz de Hierro. Mezcla de sonidos cercanos al trip hop, al R&B y el ambient, tiene a sus espaldas diez años de carrera. “Visitamos la isla, incluimos su historia, colores y sonidos”. También ha compuesto la BSO de Auga seca.

Víctor Reyes ganó el Emmy 2016 por la banda sonora de El infiltrado (AMC). Suyos también son The Undoing (HBO), Vivir sin permiso, Los nuestros o Ana y los 7. Empezó a tocar el piano de oído en el pub de su padre en Salamanca antes de estudiar música. Acompañó a Cruz y Raya en salas de fiestas y en álbumes de Julio Iglesias, Gloria Estefan y Ricky Martin. El arte de Ennio Morricone en La muerte tenía un precio, le animó a probar bandas sonoras. “No soy buen lector de guiones, compongo a partir de imágenes”, dice el músico de cabecera de Rodrigo Cortés (Buried y Luces rojas).

“Trabajo en mi estudio según los proyectos, a veces sobre guion, pero otras con la película o la serie ya terminada”, dice Julio de la Rosa, que ha compuesto Veneno, Perdida, Mar de plástico, Física o Química, El síndrome de Ulises, y estrena Por H o por B (HBO), este miércoles 22, e Inés del alma mía (el 31 de julio en Amazon Prime Video), en otoño.

También firmó La peste, de Alberto Rodríguez, el ‘culpable’ de que se dedique a esto. “A la vez que tocaba con mi grupo El hombre burbuja, estudiaba Comunicación Audiovisual en Sevilla, y una noche conocí a Alberto. 7 vírgenes nació en 2005 entre cervezas y de madrugada”, asegura. Repitió con La isla mínima, que logró el Goya a Mejor Música original.

“Tengo habilidad para los instrumentos y para mezclar sus sonidos. Soy un cocinero musical”, asegura.

La Sinfónica de Euskadi acompaña a Fernando Velázquez para la música de Patria, –estreno el 27 de septiembre en HBO– que, asegura, busca “acompañar, entender y animar, a los personajes desde el dolor hacia la esperanza, pero con sigilo y sin grandes pretensiones”.

Esta es una serie dura que toca mucho el corazón de este vizcaíno, violoncelista, director de orquesta y compositor, entre otras, de la Trilogía del Baztán en cine (el 24 de julio se estrena Ofrenda a la tormenta), y las tres películas de Juan Antonio Bayona; con Un monstruo viene a verme, ganó un Goya.

La otra mirada y Apaches fueron suyas. “La buena relación con el director es clave”, dice este runner que asegura: “Las ideas musicales me llegan en movimiento”.

Fuente: Leer Artículo Completo