Ana Milán confiesa usar estas ampollas antiedad (y muy baratas) de supermercado para eliminar las arrugas

Hace unos días, Ana Milán compartía con sus seguidores algunos de sus trucos de belleza y, además de descubrir cuál es su peinado favorito que lleva en la alfombra roja y en el día a día, enseñó cuál es la crema antiarrugas que utiliza a diario para frenar la aparición de arrugas. Ahora, ha confesado que combina el uso de esta crema con unas ampollas antiedad de supermercado, que no son estas de Mercadona, pero que también están teniendo mucho éxito por su bajo precio y sus buenos resultados.

https://www.instagram.com/p/CGE6b8Nhf1x/

El éxito que tuvo durante la cuarentena con sus vídeos en directo, ha hecho que Ana Milán se convierta en toda una influencer gracias a los 870.000 seguidores que ya acumula. “Hay que celebrar todas las arruguitas que las risas nos han dejado. Celebrarla como testigo de una vida que ha merecido la pena vivir. O no? Yo me río de las arrugas incluyendo en mi rutina de belleza las ampollas NIVEA Q10 con Vitamina C siempre antes de la crema de día NIVEA Q10 Power”, escribió la actriz junto a una imagen en las que muestra el producto en cuestión.

Ana habla de un pack de 7 ampollas de Nivea que tienen como objetivo dejar la piel radiante y luminosa gracias a una fórmula de rápida absorción, prepara la piel para la rutina de cuidado facial posterior. Un tratamiento que consigue resultados óptimos a corto plazo ya que a las 24 horas conseguirás unas hidratación intensiva que perdura y después de 7 días, verás que se reducen visiblemente las arrugas y líneas de expresión y mejora el aspecto cansado y apagado de la piel.

Estas ampollas son una auténtica cura antiarrugas con 3 poderosos antioxidantes, Vitamina C, E y coenzima Q10 100% idéntica a la de la piel. Y es tan fácil como aplicar una ampolla cada día después de la limpieza facial y antes de la aplicación de la crema de día o de noche habituales. Cuestan 10 euros y puedes encontrarlas en supermercados y en tiendas como Primor o Druni.

Fuente: Leer Artículo Completo