El cambio de look de Sara Sálamo: se tiñe el pelo en casa como hizo Úrsula Corberó cuando se cortó el flequillo

Con la cuarentena y el cierre de las peluquerías, muchas fueron las famosas que se atrevieron a cambiarse ellas mismas de look, como Úrsula Corberó, que demostró como se corta el flequillo en casa o Sara Sálamo, que se le fue la mano y acabó en desastre. Sin embargo, la actriz no ha desistido y ha vuelto a probar a hacerse un cambio de imagen ella sola, esta vez con un resultado mucho mejor. Sara se ha teñido el pelo y ha mostrado orgullosa lo bien que le ha quedado a sus seguidores.

“No pensé que me atrevería nunca a teñirme yo sola en casa… ¡pero, oiga, mirad qué guay el resultado!”, escribió Sara junto a la publicación que ella mismo subió a su perfil de Instagram y en la que se podía apreciar un buen cambio y con un resultado brillante. La actriz luce ahora una melena larga y lisa algo más clara que antes, con un castaño oscuro que se va aclarando hacia las puntas, quedando estas en un tono anaranjado algo atrevido, pero que le sienta de maravilla.

Aportó de esta forma un poco de luz a su melena oscura con un castaño cálido, una tonalidad ideal para esta época otoñal y lo hizo ella sola y en casa con un tinte natural. “Por fin hay en el mercado una coloración natural hecha solo a base de plantas y aceites esenciales… ¡Y vegana! Si buscáis una alternativa 100% vegetal, de producción sostenible y que además te cuida el pelo lo recomiendo”, dijo refiriéndose al Color Herbalia de Garnier.

Un tinte vegetal con Henna e Índigo para un cabello cuidado lleno de reflejos naturales luminosos. Es una coloración que revitaliza y densifica el cabello. Un tratamiento nutritivo que incluye está compuesto por un 98% de ingredientes de origen natural y está enriquecido con aceites esenciales. Además, el tono castaño cálido escogido por Sara es perfecto porque camufla hasta un 30% de canas y es compatible con cualquier cabello teñido. ¿Lo mejor? Que pudes comprarlo por 10 euros y conseguir un resultado de peluquería.

Fuente: Leer Artículo Completo