¿Es necesario guardar en la nevera los cosméticos y los productos para el cuidado de la piel?

Mucho se habla de cómo cuidar los productos que usamos en nuestra rutina de belleza para que no pierdan su efectividad. Se suele recomendar mantenerlos en un lugar fresco y no someterlos a cambios bruscos de temperatura. Sin embargo, otros expertos aconsejan guardarlos en la nevera, ya que de esta forma su conservación es mayor. Josie tiene esta máxima con uno de sus trucos de belleza imprescindibles y desde la redacción hemos querido averiguar si es así o no. ¿Es realmente necesario?

En los últimos meses, se ha hecho viral en redes el uso del frigorífico para guardar los cosméticos y productos beauty. Sin embargo, no se ha hecho con el que utilizamos para conservar los alimentos, sino con una versión mini que puedes encontrar en diferentes firmas. You Are The Princess tiene a la venta la llamada Beauty cooler, una nevera tamaño XS ideal específica para cuidar y alargar la vida útil de tus productos de belleza.

Los expertos de la marca beauty explican: “El hábito de guardar los cosméticos en la nevera es muy recomendable. De hecho, si lo hiciéramos más a menudo, la eficacia y duración de estos sería mucho mejor“. Porque haciéndolo no conseguirás solo ese efecto frío placentero que puede servir para, por ejemplo, desinflamar el contorno de ojos, sino que conseguirás muchos beneficios en tus cosméticos. “Además de la sensación agradable y placentera que produce el frescor sobre la piel, las emulsiones que poseen principios activos pueden estropearse y verse afectadas“, añaden.

Este tipo de neveras mini puedes encontrarlas en diferentes firmas. En Asos tienen a la venta un modelo en color blanco de Stylpro que cuesta 69,99 euros. En Amazon hay disponible una con espejo y luz en la puerta por 83 euros. Y por último, desde la firma Create Ikohs han sacado a la venta otro modelo que cuesta 39,95 euros y está disponible en amarillo, verde y rosa.

Aunque si te comprometes a hacer de este uso un hábito de tu día a día, debes saber que no se te puede olvidar, ya que las fluctuaciones de temperatura no son buenas para la estabilidad y funcionalidad de los cosméticos. Los productos con ingredientes activos, las mascarillas, los bálsamos labiales, el contornos de ojos o el tónico son algunos de los productos que podrás meter en la nevera y potenciar así todos sus beneficios, evitar que se derritan cuando hace mucho calor o aumentar su efecto descongestionante.

Fuente: Leer Artículo Completo