Estos son los tratamientos para acabar con las ojeras

La mirada es, muchas veces, el espejo que mejor refleja el estado de la piel y los signos de envejecimiento, de estrés y cansancio. Una zona donde se encuentra la piel más sensible del rostro y que necesita cuidados específicos para poder esquivar todos esos signos. Uno de los efectos que más preocupan son las ojeras, que pueden adquirir una coloración azul (por una dilatación de los capilares cercanos) o marrón (pues se acumula melanina en esa zona).

Los malos hábitos, la genética, ciertas enfermedades como los problemas de tiroides y los cambios hormonales pueden afectar a las ojeras. Por suerte, cada vez las clínicas ofrecen tratamientos más avanzados que permiten mejorar mucho la apariencia de esta zona del ojo e incluso solucionar los problemas más visibles. Si las ojeras están en tu lista de preocupaciones estéticas, estos son algunos de los tratamientos a los que puedes recurrir.

Tratamiento Physia para estimular las células

La clínica Carmen Navarro (Sagasta, 21. Madrid) propone para combatir las ojeras un tratamiento con microcorrientes bioenergéticas que mejora la microcirculación de la zona ocular y el tono cutáneo. El tratamiento emite vibraciones energéticas en frecuencias específicas para estimular las células inactivas y que puedan realizar sus funciones metabólicas de forma correcta. De este modo, se consigue un efecto drenante y la eliminación de sustancias nocivas. La clínica recomienda realizar 4 sesiones de 70 minutos una vez a la semana y después realizar una sesión mensual como mantenimiento. El precio del tratamiento es de 120 euros/sesión.

Carboxiterapia

La carboxiterapia es un tratamiento especialmente pensado para aquellas mujeres que presentan coloración azulada en las ojeras. El Dr. Joaquín Domínguez, director médico del Instituto Vila-Rovira de Madrid (Castelló, 41), explica a Harpersbazaar.es cómo se aplica este tratamiento médico-estético: “La infiltración de CO2 (gas estéril y no tóxico) se realiza con una aguja muy fina por vía intradérmica. Al infiltrarse produce una distensión del tejido y favorece el intercambio gaseoso en el tejido. De esta forma se estimula y mejora la circulación sanguínea. El CO2 aumenta la velocidad de la sangre, estimula la aparición de nuevos vasos sanguíneos para hidratar la piel (neoangiogénesis) y aumenta la síntesis de colágeno para que la ojera se vea menos transparente”.

La formación de la ojera se produce por la acumulación de la sangre venosa más oscura y la piel se va haciendo cada vez más fina y más transparente. La carboxiterapia engrosa esa piel para que se vea menos transparente y mejora la arruga de la zona. Además, acelera el retorno venoso para que no se acumule en exceso la sangre no oxigenada en esa zona. El procedimiento apenas tarda entre 5 o 10 minutos y se recomienda hacer de 8 a 15 sesiones semanales o quincenales dependiendo de cada ojera.

Tratamiento con Reshape

Paz Torralba, directora de los centros The Beauty Concept (Chile, 10. Madrid), reconoce que la piel que se encuentra alrededor del ojo “se caracteriza por ser muy fina, lo que provoca un envejecimiento cutáneo muy temprano. Es la zona más delicada del rostro y hasta 4 o 5 veces más final que la del resto de la cara. Además, no tiene película hidrolipídica, por lo que carece prácticamente de glándulas sebáceas y apenas dispone de protección. Se trata de un tejido en constante movimiento debido a la mímica diaria de esta zona y con la edad pierde elasticidad“, cuenta.

En sus centros, para combatir las ojeras recurren a la última tecnología de Alma Láser con certificación FDA, denominada Reshape, tras haber realizado una limpieza profunda de la piel que permite poder actuar con radiofrecuencia bipolar refrigerada. Se realizan repeticiones continuas por toda la zona del antifaz de los ojos con un suave masaje rotatorio y drenante para descongestionar la zona. El resultado es un rejuvenecimiento general de la zona, pues gana en firmeza, luminosidad y densidad, mejorando también el riego sanguíneo.

El tratamiento regenera desde el interior y las sesiones tienen un efecto acumulativo. La sesión termina con un masaje manual y específico de kobido en la zona de ojos para abrir el párpado y aportar un extra de jugosidad, relajación y eliminación de toxinas. La sesión dura 75 minutos y tiene un precio de 120 euros.

Lipofilling con grasa autóloga

Otra alternativa para tratar las ojeras es realizar un injerto de grasa autóloga. “Lo realizamos mediante la técnica de lipofiling, que además de corregir el hundimiento de la ojera, mejora la coloración de la misma. Los injertos de grasa en esta zona permiten conseguir un resultado más natural y duradero”, explica el Dr. Franco Góngora, que dirige la clínica que lleva su nombre en Madrid (Avenida Doctor Arce, 27).

El lipofiling suele durar unos 4-5 años fácilmente, dependiendo del paciente y dependiendo también de la cantidad de grasa que reabsorba su cuerpo, salvo en pacientes con pérdida de grasa anómala. La preparación se realiza en el quirófano donde se saca grasa, se procede a centrifugar y se selecciona la mejor parte de la grasa que se inyecta para rellenar. “Los resultados son sobre todo luminosidad, hidratación… de tal manera que la ojera queda rellena, se corrige la pigmentación, se reducen las arrugas, queda más hidratada la zona y con un aspecto más descansado”, explica el Dr. José María Franco Góngora. El precio del tratamiento del lipofilling en esa zona sería a partir de 2.700 euros.




Fuente: Leer Artículo Completo