¿Cómo eliminar el coronavirus de la ropa que NO se puede lavar en agua caliente?

Desinfectar nuestra casa con lejía se ha convertido en la primera línea de defensa que tenemos para evitar que el coronavirus entre en nuestros hogares. Pero los suelos, picaportes y muebles de nuestra casa no son las únicas superficies en las que se puede “posar” el virus y esperar a que lo toquemos y le llevemos hasta nuestros ojos, nariz y boca. La ropa con la que paseamos y salimos a la compra también puede tener carga vírica y eso es algo que debemos recordar al llegar a casa. Ya sabemos que el coronavirus es capaz de sobrevivir un tiempo limitado en algunos tejidos por lo que la recomendación es lavarla cuanto antes, nada más llegar a casa, en agua caliente. ¿Pero qué debemos hacer con las prendas cuyo tejido no soporta el lavado a altas temperaturas? Te contamos todo lo que se sabe hasta el momento sobre desinfección de ropa y coronavirus para que hasta tu colada sea covid-free.

Cómo eliminar el coronavirus la ropa que SÍ se puede lavar en agua caliente

Las recomendaciones en este caso, tanto si convives con un enfermo de coronavirus como si no, son las mismas desde el principio de la crisis. Lava la ropa inmediatamente después de estar expuesta al riesgo (salir de casa, por ejemplo). Como esto no es posible ni medioambientalmente sano, puedes acumular las prendas usadas en un cesto de la colada cuyo interior permita ser desinfectado con lejía una vez a la semana y que tenga tapa hasta que tengas suficiente ropa como para “cargar” una lavadora.

A la hora de meter y seleccionar las prendas para la colada, lávate las manos, ponte guantes, manipula la ropa con ellos, deséchalos y vuelve a lavarte las manos. Si convives con alguien que tenga coronavirus o sospeche que lo pueda tener, haz toda la operación con la mascarilla puesta.

Las prendas que lo admitan deben ser lavadas siempre en agua caliente: 60 grados si no tienes síntomas de Covid ni convives con nadie que los tenga y sube hasta 90 grados si hay enfermos en tu entorno. Date cuenta que muchas prendas no soportan un lavado a 90 grados, por lo que si conoces o tienes contacto con algún positivo, reserva tus prendas más delicadas para momento mejores o las arruinarás a la primera colada.

El programa de la lavadora, en principio, cuanto más largo, mejor (sí, son tiempos duros para la ecología), y escoge siempre un buen detergente. Si tus prendas admiten que ese detergente pueda contener un poco de lejía, mejor que mejor. Y por si lo dudabas, las mascarillas higiénicas de tela reutilizables también hay que lavarlas siguiendo este procedimiento: en agua caliente y en programa largo (a no ser que el fabricante especifique otra cosa… pero no debería ser así, escoge modelos que sí puedas lavar siguiendo estas directrices). Mételas en la lavadora con pendas que no las puedan dañar y también necesiten desinfección, como los trapos de cocina, las toallas o la ropa de cama.

Una vez acabado el programa de la lavadora lo ideal es secar la ropa en una secadora, pero no todo el mundo tiene esa opción. Tiéndela y espera que se seque completamente antes de guardarla en el armario, es muy importante que nunca la guardes húmeda: el coronavirus sólo sobrevive dos días en los tejidos cuando están secos.

Cómo desinfectar de la ropa que NO se puede lavar en agua caliente

Algunas de las prendas de nuestro armario no resisten el tratamiento de choque de detergente+lejía+alta temperatura. ¿Debemos renunciar a ellas? Pues si te ves incapaz de hacerlo aquí van unos consejos para lavar prendas en agua fría y reducir la carga viral en ellas.

En primer lugar, sí o sí, vas a tener que usar un programa de lavado largo. Un estudio publicado en el Journal of Hospital Infection afirma que si se lava la ropa a 40 grados la carga viral no empieza a descender hasta, como mínimo, los 80 minutos de lavado. Usar programas a 40 grados durante 80 minutos (si es por debajo de esa temperatura habría que añadirle aún más tiempo al lavado) te asegura que por cada 50.000 virus que haya en la ropa, solo uno tendrá capacidad para enfermarte.

Otro medida eficaz en estas prendas es utilizar en ellas, antes de meterlas en la lavadora, un desinfectante de ropa que contenga cloruro de amonio cuaternario. Antes de lavar la prenda puedes usar uno de estos productos, que ayudan a diluir la capa de grasa que rodea al coronavirus y lo protege, para que el lavado de larga duración y el detergente hagan mejor su trabajo. Eso sí, conserva este tipo de productos adecuadamente para que no pierdan eficacia (en un lugar que esté a menos de treinta grados, por ejemplo) y sigue las indicaciones del fabricante sobre cómo usarlos respetando los tiempos que él ofrece para que sean realmente efectivos.

Fuente: Leer Artículo Completo