Isabel Torres: Entender el padecimiento de Cristina ‘La Veneno’ fue muy doloroso

Los tres entierros de Cristina Ortiz. Este es el título del último capítulo de Veneno, disponible desde las 0:00 en Atresmedia premium, pero si paradójicamente el final de la serie es el de la muerte de La Veneno a Isabel Torres, para la actriz encargada de interpretar a Cristina en su edad adulta ha supuesto un revulsivo profesional. Hablamos con ella del proyecto de los Javis, de su experiencia como mujer trans y de cómo se ha convertido en un referente gracias, entre otras cosas, a haber sentado precedente legal.

Hablamos de Cristina, la Veneno, como un referente para el mundo trans pero tu vida también es una inspiración y un ejemplo de valor.
Cuando me hice el cambio de identidad en Canarias y quise regular mi DNI en función a mi identidad sexual, las personas trans tenían que pasar por el Tribunal Supremo. Gracias a un juez muy comprometido que se llama Juan de Cobo Plana, creó jurisprudencia con mi caso, y todas las personas que vinieron detrás de mi tuvieron el terreno llano. En aquel momento no lo veía algo grande pero ahora, indudablemente ha tomado ese cariz. Yo necesitaba tener mi DNI en condiciones, no pensé que fuera a sentar precedente. Era una lucha personal. Como cuando me presenté para reina del Carnaval de Canarias. Como ciudadana, me parecía un sueño. Son las fiestas de mi lugar de origen por excelencia.

Has participado en programas de televisión como Channel Nº4, El programa de Ana Rosa o DEC. También el programa veraniego de Antena 3 Canarias, Nos vamos pa la playa. Incluso has sido tertuliana durante muchos años en las radios más importantes de las islas. ¿Cómo surgió esa vocación?
A raíz de presentarme a reina del Carnaval, todo el mundo quería saber quién era yo. Se me echaron encima todos los medios. Algunos con una actitud complicada. Me decían: “Cómo se te ocurre hacer eso, si eres un hombre”. Siempre con mucha elegancia y mucha educación para no caer en el tópico de la ordinariez, tuve que defenderme. Gracias a ello, descubrí que tengo alma de comunicadora. Me salió una colaboración para un programa de televisión canaria. Luego, estuve diez años trabajando en la radio de Las Palmas, con el programa La ventolera con Isabel Torres. Y hasta esta gran oportunidad que es la serie.

¿Qué sentiste cuando te llamaron para hacer el casting de la serie Veneno?
Me lo propuso mi agencia de representación, Ruth Franco Talent. De entrada no me gustó mucho. No quiero ser hipócrita pero para mí Cristina no era un referente. Afortunadamente, a través del personaje, de conocerla más profundamente y saber de su dolor, aprendí a amarla y a quererla. Tras pasar los dos primeros cortes, hice el tercer y último casting con los Javis y Valeria Vegas [amiga y escritora de las memorias de La Veneno]. Fue un flechazo. A partir de entonces solo me quedaba trabajar mucho para conseguir un personaje que no cayese en la burla ni la comicidad. Si hubiera hecho mal de ella, tan querida y reciente, me habrían lapidado.

En la serie vemos etapas de la vida de Cristina muy difíciles. ¿Te ha llegado a conmover su historia? ¿Has sentido paralelismos entre ambas?
He sufrido mucho. Además de mi situación personal, por llegar a sentir un atisbo de lo que ella sintió. Sus carencias afectivas, emocionales e inseguridades eran muy grandes. Y sí, es cierto que he encontrado paralelismos entre ambas. Más de lo que yo pensaba. Cuando me ofrecieron este personaje, me veía súper lejos de ella. “¡Qué dices! Yo soy una persona culta y entregada”, decía. Vamos, una engreída. Mucha gente se va a sentir reflejada en situaciones que muestra. Sobre todo, el tema de la familia que tú eliges. Y más cuando no tienes esa familia carnal porque te han rechazado por tu forma de sentir. Nosotros creamos vínculos con otros seres que están en la misma situación que nosotros. Incluso llegan a ser más importantes que nuestra propia familia. Eso es un fiel reflejo de lo que ocurre en el colectivo LGTBI+.

https://www.instagram.com/p/CFmbLfSFwNR/

Mañana no te pierdas el capítulo cuatro, ¡Peazo puta!🕷❤️ #venenolaserie #laveneno @venenolaserie @atresplayer @javviercalvo @soyambrossi #peazoputa

A post shared byIsabel Torres (@isabeltorresofficial) on

¿Cómo fue el rodaje?
Llevábamos tres meses de grabación hechos y en marzo sentí un dolor en el costado que no se me quitaba. En uno de los viajes a Canarias, fui al médico y me detectaron un cáncer de pulmón con metástasis en los huesos. Se me vino el mundo abajo. Imagínate, viviendo la oportunidad de mi vida y me dicen que tengo un cáncer en estadio 4, extendido por el cuerpo. Tuve la opción de tirarme en un sillón y deprimirme o echarle fuerza y a tirar hacia delante. Hay muchas familias detrás de este proyecto y no podía dejarlos tirados. Viajé a Madrid y seguimos rodando. Estuvimos dos semanas más, ¡y me tuve que volver por el confinamiento!

¿Cómo te encuentras ahora?
Estoy feliz. Solo puedo dar gracias. Mi cáncer está en una fase muy buena. Hemos erradicado casi toda la metástasis. Los médicos están alucinados con la evolución. Me han hecho embajadora del grupo de cáncer de pulmón de Canarias; por mi actitud y por cómo estoy llevando mi enfermedad. También por ayudar a otras personas que no tienen la capacidad psicológica para afrontar esta lucha. Mi fuerza se la debo al cariño de los fans de la serie.

https://www.instagram.com/p/CD1GxH7F8a1/

Que bonita es la Vida❤️

A post shared byIsabel Torres (@isabeltorresofficial) on

Hemos podido saber que muchos jóvenes se han puesto en contacto contigo a raíz de la serie para que les ayudes en su transición. ¿Cómo ha sido?
Una responsabilidad muy grande. Muchos niños de 12, 13 y 15 años que se sienten como Cristina y quieren dar el paso se han puesto en contacto conmigo porque me ven como una madre y quieren que los ayude. ¡Y yo puedo mirar para otro lado y no contestarles! Me implico, les llamo e intento hacer todo lo que puedo. Incluso he hablado con alguna madre. Ellas se quedan flipando: "¿Que me está llamando Isabel Torres, la protagonista de Veneno?". Te das cuenta que es muy importante seguir luchando para que esto se naturalice. Y para que los padres nunca den de lado a sus hijos. El apoyo de los padres es crucial. Si ya el camino de cualquier persona es difícil, imagínate cuando te ves en una condición como la nuestra. Y si encima es sin el cariño de tus padres, es la condena más grande que puedas padecer. Y ahora tengo ahijadas por todos lados. ¡Me van a hacer un monumento!

Además quieres escribir un libro sobre tu vida. ¿Cómo llevas este proyecto?
En fase de que me tengo que sentar y empezar a grabar. Tengo de mi parte a una escritora maravillosa, Ana Carril, que fue mi foniatra para la serie y me ayudó muchísimo con el personaje. No me quiero ir de este mundo sin dejar constancia de que también existe Isabel Torres. Una persona que luchó mucho y que, sobre todo, dejó un mensaje de amor.

https://youtube.com/watch?v=sU_cqCwAQ5c%3Frel%3D0

¿Qué mensaje te gustaría transmitir para finalizar esta entrevista?
El mensaje que puedo transmitir es que tenemos que seguir siempre mostrándonos. Dejarnos siempre llevar por la intuición; pero ya nivel ser humano. No solo en referencia al colectivo LGTBI+. El ser humano debería dejarse guiar por el corazón y mostrar la mejor versión de uno mismo. Creo que es la enseñanza de la vida. Cristina y la enfermedad me han enseñado eso. Que todo el mundo se quede con la mejor parte de ti.

Fuente: Leer Artículo Completo