“Mi marido secuestró a mis hijos”. La dramática historia del primer matrimonio de Lucía Dominguín que confesará esta noche en Sálvame Deluxe

Telecinco se convierte de nuevo en el altavoz de las historias más impactantes y dramáticas de nuestras celebrities patrias. Así lo ha hecho con el caso de Rocío Carrasco y su docuserie “Rocío, contar la verdad para seguir viva” y esta noche está a punto de hacerlo en el plató de Sálvame con una confesión impactante de Lucía Dominguín: su primer marido secuestró a sus hijos, Bimba y Rodolfo, tras el divorcio y consiguió ponerles en contra de ella, un testimonio que recuerda en cierta medida a lo confesado por Rocío Carrasco sobre su relación con su hija Rocío Flores. Pero vayamos por partes, ¿quién fue el primer marido de Lucía Dominguín y cuándo y en qué circunstancias se produjo ese secuestro?

La historia del primer matrimonio fallido de Lucía Dominguín con Alessandro Salvatore

No es extraño que Lucía Dominguín recurra a las cámaras y la televisión para contar su historia, no olvidemos que el gran público la redescubrió recientemente gracias a su participación en Masterchef Celebrity. Lucía Dominguín (llamada en realidad Lucía González Bosé) siempre fue la más discreta de las integrantes del clan, incluso su hija, la desaparecida Bimba Bosé, fue mucho más célebre que ella en las últimas décadas.

Pero ahora eso ha cambiado y ha decidido acudir a un programa de televisión a contar su verdad. ¿Cuál de todas? La que afectó a buena parte de su juventud y a su papel como madre: su divorcio de su primer marido Alessandro Salvatore.

Lucía Dominguín vivió una infancia feliz junto a su hermana Paola y su hermano Miguel. Veraneaban en la costa azul francesa, intercambiaban dibujos con Picasso y convivían tranquilamente en una casa increíble en Somosaguas. En la adolescencia Lucía intentó hacer sus pinitos en el mundo de la moda londinense, ciudad a la que se había trasladado con su hermano Miguel. Pero todo cambió el verano de 1974 cuando viajó a Italia con su madre.

Aquel verano Lucía tenía apenas 17 años y conoció al que pensó que sería el hombre de su vida: Alessandro Salvatore, un ingeniero mayor que ella. La pareja sufrió un flechazo instantáneo, tanto es así que a los pocos meses de conocerse ya hubo boda. antes de cumplir 18 años Lucía Dominguín se convirtió en una esposa italiana y, al poco tiempo, en madre. La pareja tendría dos hijos, Eleonora (conocida como Bimba) y Rodolfo (llamado cariñosamente Olfo). La familia se trasladó a vivir a México, pero al poco tiempo Lucía decidió separarse del padre de sus hijos… y comenzó el calvario que va a relatar hoy en Sálvame.

El secuestro de los hijos de Lucía Dominguín (y la intervención de Luis Miguel Dominguín)

Al ingeniero italiano no debió de sentarle bien que su joven esposa quisiera alejarse de él. Su reacción no pudo ser más drástica: consiguió la custodia en exclusiva de los niños, se trasladó a Estados Unidos con ellos y no dejó que la joven madre los viera, su plan, de hecho, era que nunca más los volviera a ver, como le confesó su suegra a Lucía Dominguín. “Estuve meses en un hotel de México tratando de poderlos ver”, relatará Lucía Dominguín esta noche en Telecinco. Al final esos meses se convirtieron en un año y medio de agonía.

Al no conseguir hacer entrar en razón a su ex, Lucía Dominguín acudió desesperada a su padre. Luis Miguel Dominguín, a través de su cuñado Juan Manuel Sáinz de Vicuña, contrató un despacho de abogados estadounidense para mediar en el problema de la custodia y secuestro de los menores. Finalmente padre e hija viajaron hasta los juzgados de Texas para luchar por la custodia, y fue en las salas de los tribunales donde Lucía Dominguín tuvo que enfrentarse a la manipulación que habían sufrido los niños por parte del padre en su ausencia.

“Pensaba desde mi inocencia que iban a saltar a mis brazos, que me iban a querer. ¡Qué va! Les habían comido el coco y creían que los había abandonado, que no quería saber nada de ellos, que yo tenía una vida paralela. Les decían “Tu madre no te quiere, ¿para qué vas a ir a España?”. Pasaban por mí delante de mí en los juzgados y ni me miraban iban derechos a los brazos de la mujer con la que estaba mi ex”, explica Lucía Dominguín, una imagen que recuerda mucho al reciente testimonio de Rocío Carrasco que también ha pasado múltiples veces por los juzgados por la custodia de sus dos hijos.

Fuente: Leer Artículo Completo